| 11/14/2017 9:14:00 AM

Uff Móvil a reorganización por falta de inversión y dura competencia

La Superintendencia de Sociedades informó este martes que el operador virtual Uff Móvil S.A.S ha ingresado al proceso de reorganización empresarial en los términos de la Ley 1116 de 2006.

La poca inyección de capital y la dura competencia con otras marcas de telefonía móvil, son algunas de las causas de la crisis de este operador móvil de origen colombiano.

Ante la crisis financiera, la representante legal de la compañía decidió presentar una solicitud de admisión para el proceso de reorganización ante la Superintendencia de Sociedades.

“El objetivo de admitir a la compañía a la reorganización es ayudarla a negociar con sus acreedores y buscar fórmulas que le permitan seguir operando y generando empleo”, explicó el superintendente de sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Visite: TigoUne le da un plazo a Uff Móvil para no desconectar sus servicios

De acuerdo con informes que reposan en el expediente, la compañía recibió ingresos ordinarios por más de $12.000 millones en 2016. Los documentos señalan también que Uff Móvil espera beneficiarse con las nuevas reglas de mercado establecidas por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC).

A partir de su admisión al régimen de insolvencia la sociedad debe abstenerse de realizar enajenaciones que no estén comprendidas dentro del giro ordinario de sus negocios o de realizar pagos o arreglos por fuera del proceso, dijo la Superintendencia de Sociedades. 

Al término del segundo trimestre del 2017, el número de abonados en servicio de telefonía móvil en Colombia alcanzó un total de 59‘751.590, y un índice de penetración del 121,2%, presentando un aumento de 2,4 puntos porcentuales con relación al índice de penetración del mismo trimestre del año anterior. 

Recomendado: BlackBerry, relegado del negocio de celulares, se reinventa en otra área

En ese período la participación en el mercado de telefonía móvil en Colombia, con base en el número de abonados que tienen los Proveedores de Redes y Servicios Móviles, se encontraba distribuida de la siguiente manera: Comunicación Celular S.A. COMCEL S.A (48,91%); seguido de Colombia Telecomunicaciones S.A. E.S.P. (23,04%); Colombia Móvil S.A. E.S.P. (18,14%); Virgin Mobile S.A.S., (4,45%), y los demás proveedores de telefonía móvil (5,45%). 

Vale la pena recordar que a inicios de este año los usuarios de Uff Móvil S.A.S estuvieron a punto de quedar desconectados del servicio por una deuda que tenía esa compañía de más de $5.000 millones con Tigo. 

La deuda se derivaba del uso de la infraestructura de telecomunicaciones de Tigo por parte de Uff Móvil, el primer operador móvil al cual le  abrió las puertas. 

Tras las amenazas de desconexión, las empresas llegaron a un acuerdo luego de que la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRC) le solicitara a TigoUne postergar la aplicación de esta medida con el fin de "minimizar el impacto que pudiera generar a los usuarios". 

Vale la pena recordar que en el 2015 Uff Móvil fue adquirido por el Grupo empresarial MVNO Holdings, el cual es propietario de empresas dedicadas al sector de tecnología y comunicaciones con presencia en Colombia y Estados Unidos.

En ese momento se explicó que la estrategia  de negocio se iba a basar en la profundiación de mercados de nicho, que permitirá atender necesidades y deseos específicos de los usuarios.

Lea también: Azteca Comunicaciones toma un nuevo aire en Colombia

"Con la nueva adquisión, Uff Móvil seguirá reinventándose y sorprendiendo a sus clientes, a través una oferta diferencial basada en un modelo de negocio de mercado de nichos. La compañía se enfocará en brindar un servicio de calidad a través de su gran equipo humano y la atención respetuosa y eficiente al usuario", dijo la empresa en ese momento. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.