| 2/4/2015 7:00:00 AM

Uber sigue funcionando ¿por qué?

Nada detiene a la famosa aplicación. Los usuarios continúan demandado el servicio y esto es razón suficiente para que la empresa siga operando, pese a la inmovilización de algunos de sus vehículos.

Al finalizar el 2014 el Ministerio de Transporte y la Superintendencia de Puertos y Transporte fijaron su posición frente a la utilización de plataformas tecnológicas como medios para acceder a los servicios de transporte público de pasajeros: “no están autorizadas”, dijeron.

Las entidades gubernamentales aclararon que “la empresa que desarrolle una plataforma tecnológica como herramienta para que los usuarios accedan de manera más fácil al servicio de transporte, tienen la obligación de atender el marco normativo que regula cada modalidad de servicio específico”.

En el caso puntual de Uber, los vehículos que se usan hacen parte de la modalidad de servicio especial y ahí es donde está el problema: el Decreto 3366 del 2003 establece que “ninguna empresa habilitada para prestar servicio especial puede prestar un servicio individual (taxi). Quien lo hace, incurre en la infracción de la norma de transporte denominada ‘Cambio de Servicio o Servicio no autorizado’.

Adicionalmente, en ese mismo sentido “las tecnologías que faciliten la prestación del servicio de transporte individual de pasajeros con vehículos de servicio público especial no son legales”. El gobierno ha sido reiterativo. Palabras más, palabras menos Uber es ilegal. La ley lo dice, pero el argumento de la empresa es que esta normatividad es anticuada y obsoleta, y no existe un marco regulatorio para innovaciones tecnológicas como Uber.

Mientras que la Superintendencia de Puertos y Transporte adelanta las investigaciones correspondientes a las empresas de transporte especial que permitan que sus vinculados presten servicios no autorizados u ofrezcan, a través de las plataformas, servicios para los que no están permitidos, Uber sigue respirando, con algunos casos de carros inmovilizados. De acuerdo con un vocero de Uber, el porcentaje de vehículos inmovilizados hasta el momento no es significativo y no está afectanto la operación de la compañía.

La fuente le dijo a Dinero que mientras que hayan clientes, continuarán operando. “Los ciudadanos nos piden el servicio porque están contentos con él. Saben que somos la forma más eficiente, rápida, segura y confiable para movilizarse”, señaló.

Desde mediados del 2014, el viceministerio de Transporte viene trabajando en un proyecto de decreto que desenredaría el asunto. Pero el tema no avanza y lo siguen discutiendo y construyendo.

Según la cartera de Transporte, “mediante el decreto se podrá incorporar en la modalidad del transporte individual, la alternativa de un servicio de lujo con vehículos de alta gama y otras condiciones como el uso de tecnologías para acceder al servicio, bajo la responsabilidad de las empresas habilitadas, que atienda la demanda que hoy existe de servicio de esa naturaleza”.

Frente a esta posibilidad, el vocero Uber le dijo a Dinero que como sociedad legalmente constituida en Colombia, están convencidos de que el Gobierno Nacional debe atender las necesidades de los ciudadanos y valorar los avances que la tecnología ofrece para solucionarlas.

“Por estas razones buscamos constantemente espacios de diálogo y concertación con distintas autoridades a nivel Nacional, Distrital y Local, y continuaremos con estos esfuerzos”, expresó.

El vocero también recalcó que sólo en 2014, 22 jurisdicciones de los EE.UU aprobaron nuevas leyes para regular tecnologías como Uber y recientemente en Calcuta, India, se aprobaron el mismo tipo de leyes y en los Países Bajos, Bélgica y Finlandia se están debatiendo las mismas medidas.´

Dinero intentó conocer la posición del Ministerio de Transporte sobre cómo están controlando la operación de Uber y para cuándo estaría listo el decreto. Sin embargo, no obtuvo ninguna respuesta.



Otros problemas

Además de la falta de un marco regulatorio, la situación también pone de manifiesto un problema social en las empresas de servicio especial como generador de empleo.

“Seguimos trabajando porque hay miles de familias que dependen del servicio especial. Las empresas de servicio especial tienen que generar empleo y ninguna lo hace, entonces ¿a qué se ha visto obligada la gente? A trabajar con Uber porque es una de las mejores opciones de trabajo para esos carros y una muy buena entrada”, manifiesta Liz Katherint Cordero, conductora de Uber.

Igualmente, enfatiza Cordero que mucha gente continúa prestando el servicio porque tiene familias que mantener y deudas que pagar, exponiéndose y aun sabiendo que la pueden inmovilizar.

“De hace un año hacia acá el servicio especial dejó de ser invisible para el Ministerio de Transporte, porque Uber simplemente ha sido una excusa de la falta de vigilancia a las empresas afiliadoras al servicio especial”, manifiesta Liz Katherint Cordero, conductora de Uber.

Otro problema denunciado por una fuente a Dinero revela que las autoridades le han dado un mal trato a Uber específicamente y que se han tomado atribuciones que no les corresponden. “Los ojos están puestos solo sobre Uber, cuando existen otras aplicaciones que funcionan de la misma manera, entre ellas Movilplus, Miaguila, Digitaxi, Viajes imperial (perteneciente a Uldarico Peña, según el portal de Internet Las2orillas)”, señaló la fuente.

Y añadió “la policía comete muchos abusos cuando inmoviliza a los vehículos. Inclusive bajan a los usuarios, dejándolos a la deriva y exponiéndolos a atracos, situación que ya se ha presentado”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?