| 3/19/2014 12:00:00 AM

Toyota pagará millonaria multa

Pagará a Estados Unidos una multa de US$1.200 millones para cerrar una investigación iniciada en 2010 sobre problemas de seguridad en algunos de sus vehículos.

En 2009 la fabricante de automóviles advirtió que más de diez millones de vehículos Toyota y Lexus, en su mayoría en Estados Unidos, tenían varios problemas, entre ellos frenos, pedales y alfombras defectuosos.
Entre 2010 y 2012, Toyota pagó multas que ascienden a US$66 millones por retrasos en reportar problemas en el sistema de aceleración.

El acuerdo fue anunciado por el Fiscal General de EE.UU., Eric Holder y el secretario de Transporte, Anthony Foxx en una rueda de prensa realizada este miércoles.

Comportamiento vergonzoso

"Más que rápidamente dar a conocer y corregir problemas Toyota emitió comunicados engañosos a los consumidores y aportó hechos erróneos a miembros del Congreso", dijo Holder durante la rueda de prensa.
Y añadió que se trata de la mayor pena financiera impuesta de este tipo a un fabricante de autos.
Holder también comentó que Toyota admitirá toda la culpa de su error y consideró que el comportamiento de la firma fue "vergonzoso".

"Esto ha sido mostrar un flagrante irrespeto por las normas que hemos diseñado en Estados Unidos para proteger a los clientes", sostuvo el Fiscal General.

Los problemas de Toyota

La empresa japonesa había retirado de circulación a varios modelos, incluidos el popular Camry, entre 2009 y 2010.

Estos problemas habían mermado la fuerte reputación de Toyota y afectó sus ventas en Estados Unidos, donde es una de las marcas más vendidas.

La empresa también fue criticada por el manejo de la crisis, acusada de no responder de forma adecuada y siempre buscando proteger la imagen de la marca.

Actualmente la empresa ha desembolsado varios millones de dólares en multas por el retraso en la respuestas sobre sus problemas de seguridad.

Reconstruyendo la confianza

Voceros de Toyota afirmaron que se están realizando profundo cambios en la forma de afrontar este tipo de crisis y que se encuentra en un proceso de reconstruir sus relaciones con sus clientes.

"En el momento de esos retiros, aceptamos toda la responsabilidad sobre cualquier duda que existiera sobre nuestros productos y ahora estamos dedicados a ganarnos de nuevo su confianza", dijo Christopher Reynolds, jefe de la oficina legal de Toyota en Norte América en un comunicado.

"Estamos haciendo cambios fundamentales a través de nuestra operaciones globales para convertirnos en una compañía más responsable, que escuche a sus clientes y tome medidas proactivas para prestarles un buen servicio", se lee en el comunicado.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?