| 10/8/2012 9:00:00 AM

Toyota, Honda y Nissan reducirán a la mitad su producción

Las compañías planean recortar la producción, en momentos en que una disputa territorial ha reducido las ventas de automóviles japoneses en el mercado automotriz más grande del mundo.

Las ventas de las automotrices japonesas se han desplomado desde que surgieron violentas protestas y llamados a boicotear los productos nipones en toda China a mediados de septiembre, luego de que Tokio compró dos islas en disputa en el mar Oriental de China.

Nissan suspenderá el turno de noche en sus fábricas de automóviles de pasajeros en China y operará sólo durante el día, dijo el diario de negocios. Nissan cuenta con dos fábricas de automóviles de pasajeros en China, en Huadu y Zhengzhou, con dos líneas cada una. Un portavoz de la automotriz declinó confirmar el reporte.

Toyota y Honda planean recortar la producción en China a cerca de la mitad de los niveles normales, acortando las horas de trabajo y reduciendo la velocidad de las líneas de producción, dijo el Nikkei sin citar fuentes.

Una portavoz de Honda dijo que estaba revisando el reporte.

Un portavoz de Toyota no pudo confirmar los detalles del artículo, diciendo que las plantas en China están operando de nuevo como estaba previsto tras un período de feriado nacional en el país la semana pasada, e indicando que la producción se fijaba sobre la base de la demanda del mercado.

Las ventas de Toyota en China cayeron un 40 por ciento en septiembre respecto al mismo período del año anterior a cerca de 50.000 vehículos, dijo un ejecutivo de la compañía a Reuters la semana pasada. La firma reportará oficialmente el martes sus cifras de ventas de septiembre en China.

El reporte de Nikkei no dijo cuánto tiempo durarían los recortes de producción.

Una portavoz de Mazda, que detuvo la producción durante dos días extra a finales de septiembre, antes del cierre de las fábricas en el período feriado, dijo que las plantas en China están operando de nuevo, pero declinó dar más detalles.

Un portavoz de Suzuki Motor Corp, que a finales de septiembre detuvo uno de los dos turnos que normalmente tiene en China antes del período feriado, dijo que la producción ahora es similar a la que era antes de ese período.

Desaceleración de crecimiento

El sentimiento antijaponés escaló en China el mes pasado en medio de una disputa por un grupo de pequeñas islas deshabitadas, conocidas como islas Senkaku en Japón e islas Diaoyu en China, cuyas aguas adyacentes se cree que tienen reservas de gas natural.

Han estado bajo control de Japón desde 1895.

Los más recientes ajustes a la producción se suman a recortes generales que han estado haciendo las automotrices japonesas desde antes de las protestas, dado que la economía china creció a su ritmo más lento en más de tres años en el segundo trimestre.

La dramática caída en la demanda de autos de marcas japonesas, que tenían una participación combinada de más o menos un quinto del mercado de vehículos de pasajeros de China en agosto antes de las protestas, ha sido un impulso inesperado para sus rivales extranjeros.

Las ventas de la surcoreana Hyundai Motor Co en China subieron un 15 por ciento a 84.188 vehículos el mes pasado, mientras que las de Audi de Volkswagen crecieron un 20 por ciento, las de BMW un 55 por ciento y las de Daimler Mercedes-Benz un 10 por ciento.   


Reuters                                                            
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?