| 1/23/2014 6:00:00 AM

La industria sigue en riesgo

A pesar de la prórroga del Decreto 074, la cadena textil-confección sigue en riesgo de perder competitividad por un inminente decreto que aumentaría aranceles a los insumos.

Los confeccionistas advierten que en el caso de incrementar el arancel a los insumos, la cadena textil-confección se desestabilizaría, generando una perdida en la competitividad, haciendo que el Decreto 074, que se prorrogó recientemente no sirva para nada.

Así lo exponen los directivos de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCyA), asegurando que en el caso de subir los aranceles también incrementan los costos de producción a los confeccionistas, quienes afirman que en Colombia los que producen insumos no pueden proveer la totalidad del mercado nacional y, en la mayoría de los casos, no cuentan con la calidad requerida.

“Se trata de una medida anti-técnica que tendría sentido si Colombia fuera fuerte productor de hilos, pero ni siquiera lo es en algodón”, dice el vicepresidente de CCCyA, Enrique Gómez, quien agrega que en otro tipo de hilos solo se produce el 10% de la demanda y, además, es  poco sofisticado.

Explica que así el arancel sea muy alto, habrá que importar insumos porque en Colombia no existe lo que está demandando el mercado, que son fibras inteligentes, lo mismo sucede con las telas.

En la opinión de Gómez el arancel para la cadena debe ser escalonado, es decir, para los hilos el más bajo, luego otro para las telas y, finalmente, el más costoso para el producto terminado, las confecciones, que al final sostienen toda la cadena.

Pero actualmente el arancel es de 10% para hilos e igual para telas, lo que genera ya un desequilibrio en la cadena, pero los directivos de la CCCyA reiteran que la propuesta que está en manos del gobierno pretende incrementar más la protección para los insumos, lo que, según los confeccionistas, impactaría a toda la cadena.

Gómez sostiene que eso ha estado manejado por la Cámara Algodón, Fibras, Textil, Confecciones  de la Andi, “influenciada por Enka, que presenta la propuesta de esa salvaguardia”.

Respecto al tema, el presidente de Enka, Álvaro Hincapié, explica que “Enka pertenece a la Cámara Textil de la Andi  y las decisiones que tome la Cámara las vamos a respaldar”.

El directivo señala que dicha Cámara, después de hablar con el Gobierno, llegaron a la determinación de que era importante estudiar una salvaguardia para los insumos. 

“Se evalúa sí, cuando se termine la medida que adoptó el gobierno (Decreto 074), existe la necesidad de ponerle salvaguardia a los insumos o no ponerla”, sostiene Hincapié.

Es decir, que entraría en vigencia la propuesta de la Cámara de la Andi, cuando termine la vigencia del Decreto 074 o en el caso de que la situación del país y del contrabando esté afectando a la cadena.
El ejecutivo de Enka asegura que es una decisión de la cadena, “no se pueden tomar decisiones individuales, hay que tomar decisiones de cadena”. 

Se trata de una medida proteccionista para esa industria. Para los confeccionistas es una medida inconveniente, es un tiro en el pie a la cadena porque el eslabón dinamizador, que es la confección, es en donde se deben implementar los estímulos y no en eslabones intermedios, que van a generar protecciones negativas que encarecen la producción del confeccionista, lo que redunda en toda la cadena”, dice la directora de CCCyA, Carolina Blackburn.

Afirma que los confeccionistas colombianos compran mucho insumo nacional y, además, está dispuesto a elevar las compras de la totalidad que producen, pero si tienen el valor necesario en calidad y precio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?