| 3/27/2014 5:30:00 AM

Punto de quiebre para la telefonía móvil

Los grandes actores del negocio -Claro y Movistar- fueron impactados por noticias que cambiarán el mercado.

Además de las condiciones para la compensación económica que tendrán que hacer Claro y Movistar, relacionada con la devolución de infraestructura, estos operadores conocieron los requerimientos para poder aplicar a la prórroga de las licencias de operación del espectro que cumplen con su término este mes, tras 10 años de concesión.

Adicionalmente, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) anunció que a partir del 1 de julio de este año los operadores de telefonía móvil no podrán aplicar cláusulas de permanencia para los nuevos clientes, así compren un teléfono celular.

Tales noticias significan un punto de quiebre para el negocio porque tienen impacto directo en el mercado, pues por un lado las exigencias para Movistar y Claro, en caso de que estén dispuestos a seguir con la operación en el espectro cuya licencia se les vence este mes, tienen que ver con el nivel de calidad del servicio, el cual tendrá que mejorar radicalmente.

Por otro lado, la eliminación de la cláusula de permanencia al usuario le otorga mayor flexibilidad para migrar a cualquier otro operador cuando lo desee, un fenómeno que dinamiza más la competencia, teniendo en cuenta que actualmente en el país existen 10 operadores y no solamente tres como hace pocos años. Allí la calidad será un punto determinante.

El usuario gana con las determinaciones que se han tomado, pero Claro y Movistar la tienen complicada, pues el Ministro delas TIC, Diego Molano, dejó claro que en el caso de la renovación de las licencias, además de las obligaciones en la mejora de la calidad y los $4,1 billones que pagarán durante los siguientes 10 años de prórroga por el uso del espectro, tendrán que emprender unos planes sociales para estratos bajos y garantizar mayor cobertura del servicio de telefonía móvil.

En el mejoramiento de la calidad, los operadores tendrán que establecer microzonas que se han identificado con fallasen el servicio y, a partir de ello, en los próximos 30 días diseñar los planes de mejora y en los siguientes 30 días cumplirlos.

Si por alguna razón los operadores no cumplen con los parámetros de calidad y se les cae la red, el Mintic ha advertido que, a través de la Dirección de Vigilancia y Control, podrá ordenar como medida cautelar la prohibición de la comercialización de servicios.

Dentro de los programas sociales, Claro y Movistar además serán soporte a la hora de que se requiera atención de desastres, pues estarán obligados a que en una eventualidad envíen mensajes de texto en zonas de riesgo para darle a la población instrucciones pertinentes.

Además de estos compromisos que asumirían, está por definirse cuánto les costará la reversión de los activos que instalaron desde 1994 para usufructuar el espectro que les fue adjudicado en ese periodo, lo que seguramente también es una suma considerable.

A todo esto se suma el panorama que abre la CRC a la comercialización de dispositivos de telefonía móvil, que ya no estará atada a los operadores exclusivamente debido al fin de la cláusula de permanencia.

Es decir, los usuarios ahora podrán acudir para la adquisición de un teléfono celular a un almacén especializado, a una cadena de retail, a puntos propios de los fabricantes de tecnología o a los mismos operadores, quienes verán afectados sus ingresos porque perderán un negocio que tenían fijo.

De igual forma, el fin de la cláusula de permanencia prevé una dinámica más grande en el cambio de operador, donde será definitiva la relación precio-calidad en el servicio a la hora de competir.

Por otro lado, la CRC hizo el balance del primer mes de compensaciones que deben hacer los operadores por fallas en la calidad del servicio de telefonía móvil, destacando que todos los operadores están compensando.

En enero, las empresas tuvieron que compensar 138 millones de minutos distribuidos entre todos los usuarios, los cuales le han costado $21.000 millones.

En ese contexto, el escenario es complejo para los grandes operadores del país, quienes aún no definen cuál será el paso a seguir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?