| 11/6/2015 5:00:00 AM

¿Quiénes han sido afectados por el boom del comercio en línea?

Para algunos, el auge del comercio en línea se convirtió en una oportunidad para expandir las ventas a través de un nuevo canal. Sin embargo, para algunos minoristas, esta opción ha traído más problemas que ventajas, incluso para uno de los gigantes del retail de Estados Unidos.

Supermercados en China

Ese es el caso del retailer más grande del mundo, Wal-Mart y otras cadenas occidentales de ventas al por menor en China. De acuerdo con America Retail, grandes superficies occidentales están sufriendo por el boom del comercio en línea.

Wal-Mart como otros supermercados europeos compiten en China con marcas locales gigantes, pero también con pequeños nombres que ganan mercado rápidamente a través de internet.

Una de las historias es la de Wal-Mart denominada por Business Insider como la marca más poderosa de Estados Unidos, pero que sin embargo, ha reportado una caída en las ventas en sus tiendas, basado en información de un joint venture local en China, pues Wal-Mart es más reservado en cuanto a sus resultados.

Pero además de Wal-Mart, otros supermercados atraviesan por dificultades en China, mientras que los consumidores migran en masa al comercio electrónico. El retailer Tesco, recientemente dejó el mercado del gigante asiático, mientras que el supermercado francés Carrefour, en cierto punto estuvo pensando en vender su negocio en China, y hasta Wal-Mart fue recientemente abandonado por uno de sus socios más grandes en China.

De acuerdo con Forbes, Wal-Mart recientemente, revisó sus proyecciones para el 2016 y el 2017 hacia abajo, en parte por las caídas en las ventas pero también porque el gigante del retail, planea inversiones imprevistas en su negocio, principalmente en salarios, capacitaciones y comercio electrónico.

Forbes asegura que los desafíos de Wal-Mart son grandes y complejos, sin embargo, no considera que el problema en sus ventas sea por la competencia del comercio en línea, incluso la que hace Amazon, sino más bien, el problema es de precios. 

Wal-Mart se ha posicionado a lo largo del tiempo como el líder en  precios  bajos. No sólo "un líder de bajo precio", sino el líder del precio bajo. Su historia está llena antecedentes sobre proveedores, reducciones de las sedes corporativas, y un implacable enfoque en sacar costos fuera de su cadena de suministro.

Sin embargo, Forbes asegura que el problema con los retailes que compiten sólo en precio, es que se mantendrán en el mercado, en la medida en que logren conservar un precio relativamente bajo, sin embargo,  en los últimos años, no ha sido el caso del gigante de la venta al por menor.

Amazon no siempre superó a Wal-Mart en bajos precios, pero sin duda se ha ganado una reputación de ser el líder en precios bajos, aun cuando Wal-Mart se sigue autodenominando de esa forma.

De acuerdo con Forbes, Amazon es famoso por hacer una mínima ganancia, y algunas personas sugieren que los servicios en línea de Amazon de hecho, subsidian un negocio de retail, que llega a  subsidiar pérdidas.

Pero, más allá de lo anterior, Forbes asegura que lo ideal de Wal-Mart, no sería competir en contra de Amazon en precios, pues no sería la mejor estrategia, sino que más bien, Wal-Mart está ignorando un costo que los consumidores están descubriendo por sí mismos y al que están respondiendo.

Es fácil para los minoristas, ignorar el costo de autoservicio de los consumidores pues en realidad no son ellos los que lo asumen. Es decir, el costo de ir hasta el punto de venta o tienda y hacer todo por sí mismos.

“Los consumidores llevan la mayor parte de ese costo en el comercio minorista, pues llegan hasta la tienda, pasan tiempo allí, eligen sus productos y luego vuelven a su casa”, mientras que el comercio electrónico, ha logrado interrumpir la mayoría de ese costo, al ahorrar tiempo en las compras, reducir los viajes hasta el punto de venta, y también reducir precios. Esas características son las que describen los consumidores como los factores que hacen que prefieran más Amazon que Wal-Mart.

En Latinoamérica los supermercados no son tan vulnerables

Mientras tanto en Colombia y en general en Latinoamérica, el riesgo de la competencia del comercio en línea es mucho menor, pues de acuerdo con el reciente estudio de Kantar sobre las tendencias de consumo, en Latinoamérica aún se observa la preferencia por los sitios tradicionales de compra como las “tiendas de barrio”, pero además de los lugares tradicionales, es un hecho que los latinos buscan la proximidad y tradición. “Proximidad es la palabra clave, porque 68% de latinos buscan hacer compras cerca de su casa y buscan relación con el vendedor”, indica el informe.


El canal tradicional gana participación en 5 de 10 países de Latinoamérica. Bolivia y Perú son los países que destinan un mayor gasto en este canal, 69% y 68% respectivamente, mientras que,  Venezuela 8,1%, Centroamérica 4,6% y Ecuador, fueron los que más crecieron en consumo en ese canal, 8,1%, 4,6% y 2,0% respectivamente.

De acuerdo al informe, todos los latinos compran en el canal tradicional, por ello es el canal con las misiones de compra más equilibradas, desde Consumo Inmediato (26%) hasta el mercado (23%).

Sin embargo, el Grupo Éxito, uno de las grandes superficies del país, implementa estrategias para que el comercio en línea sea un aliado más que un enemigo, y más bien tiene su tienda en línea  como parte de su estrategia comercial en donde ofrece la posibilidad de hacer las compras en línea y tenerlas listas para que el usuario las recoja en alguno de los puntos del almacén. Así mismo, con el mercado en donde, se puede seleccionar los productos en línea y luego se llega al punto de entrega.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?