| 11/5/2015 5:00:00 AM

Una firma latinoamericana populariza las subastas de maquinaria, vehículos e inmuebles por internet

El mercado de las subastas por internet se convirtió en una oportunidad de negocio para Superbid, una plataforma tecnológica que ayuda a las compañías latinoamericanas a valuar y vender los activos que están en desuso bien sea porque fueron reemplazados por unos más modernos, están dañados o simplemente los descartaron.

Con 750.000 compradores registrados y al menos 2.500 subastas realizadas cada año por US$600 millones en promedio, esta compañía se ha convertido en la vitrina de exhibición de vehículos, muebles, maquinaria, inmuebles e incluso chatarra y residuos industriales.

La firma brasileña, con presencia en Chile, Argentina, Perú y Colombia, identificó hace más de 15 años los enormes costos en los que incurrían las empresas de sectores como el asegurador, petrolero, minero, alimentos y automotriz por querer conservar los bienes que ya no utilizan.

Estas pérdidas se traducen en el dinero que deben pagar las compañías en impuestos, mantenimiento, bodegaje y seguros obligatorios. Al final, “las empresas que mantienen estos activos generan una pérdida cercana al 30% del valor de los mismos”, según cifras entregadas por Superbid.

Helena Balcázar, quien ejerce como gerente general de esa compañía en Colombia, explicó que el principal error al interior de las empresas es que “no hay una política clara con respecto a lo que se debe hacer con esos activos”. 

Una de las razones que explica este fenómeno es la falta de conciencia acerca de lo que cuestan los bienes en desuso, que muchas veces se terminan perdiendo o regalando por simple desconocimiento, agregó la directiva en una entrevista concedida a Dinero.

Superbid identificó esta oportunidad de negocio y por ello desarrollo un software en el que firmas de la talla de Ecopetrol, Sura, Ocensa, Argos, Alpina, Cerromatoso, Ecopetrol, Paz del Rio, British American Tobacco y Seguros Bolívar postulan sus activos. 

Uno de los casos más destacados en Superbid es del fabricante de vehículos japonés Mazda, que luego de cerrar una importante planta de ensamblaje el año pasado en Bogotá subastó gran parte de su maquinaria a través de esa herramienta, según lo explicó Balcázar. 

La directiva además señaló que en total son unos 800 clientes corporativos los que usan recurrentemente esta solución tecnológica para vender sus bienes no solo a nivel regional sino en países del sudeste asiático y África, en donde esos activos pueden ser aprovechados.

Y es que la mayoría de los artículos que son subastados están en “excelente estado”, precisó Balcázar, quien destaca que los mercados emergentes y las pequeñas y medianas empresas (Pymes)  latinoamericanas son uno de los grupos objetivo más importantes para Superbid.

Esta firma internacional actualmente cuenta con más de 18.000 compradores registrados en Colombia, así como unas 200 empresas que ofertan sus propiedades. El propósito para los próximos cinco años es alcanzar los $250.000 millones en activos vendidos y tener 100.000 personas inscritas. 

¿Cómo funciona? 

Helena Balcázar explicó que el registro a la página es gratuito, lo único que deben pagar los compradores es una comisión por venta que equivale al 10% del monto total. Además, la persona que va a adquirir un bien debe dejar un depósito para “garantizar la seriedad de la oferta”, concluyó la directiva, al hablar acerca de las condiciones del sistema.

Nota: La persona que aparece en la imagen del artículo no está vinculada a la compañía. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?