| 5/9/2014 4:30:00 PM

Confirman grado de inversión a EEB y TGI

La agencia calificadora de crédito Standard & Poor`s, S&P, confirmó las calificaciones de EEB como emisor de deuda y de la deuda corporativa de TGI, en grado de inversión BBB- con perspectiva estable.

S&P destaca en su comunicación oficial, un satisfactorio perfil de riesgo del negocio de EEB, de riesgo financiero intermedio y una adecuada liquidez. Esta calificación se produce después del anuncio de EEB del cuatro de abril sobre la adquisición del 31,92% de las acciones de TGI en poder de The Rohatyn Group (antes CVCI), transacción por valor de USD 880 millones, que será parcialmente financiada con deuda.

De acuerdo con la firma, TGI tiene la flexibilidad financiera para asumir un aumento significativo de la deuda sin debilitar su solidez crediticia. Con el fin de mantener sus métricas crediticias TGI prepagará una cierta cantidad de la deuda futura que asuma como resultado de la transacción que está adelantando su casa matriz, EEB, con lo cual reducirá el apalancamiento de la compañía de manera significativa.

La Presidente de EEB, Sandra Fonseca Arenas, expresó su satisfacción con la decisión de S&P y sobre todo con los hechos que la soportan. Así mismo, destacó que la reafirmación de la calificación corporativa de crédito de S&P están en línea con las calificaciones previas emitidas por las agencias Fitch (BBB-, perspectiva estable) y Moody’s (Baa3, perspectiva estable). “Estas calificaciones reflejan nuestro serio y consistente crecimiento, que parte de un plan de negocio enfocado en el transporte y distribución de energía, con alcance regional", manifestó la Presidenta.

Según la compañía, estas calificaciones reflejan que la estrategia de crecimiento de EEB seguirá apoyando la rentabilidad, la generación de efectivo y las mediciones de crédito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?