| 2/27/2014 7:00:00 AM

¿Error en la demolición de Space?

El procedimiento estaba programado para las nueve de la mañana y se adelantó 8 minutos. Ya investigan si se trató de un error.

Todavía se evalúa qué sucedió en Space, pues la implosión estaba programada a las nueve de la mañana, pero la demolición se llevó a cabo antes de la hora.

Además, al parecer no se llevaron a cabo los procedimientos de prevención como la activación de las alarmas y la detención del tráfico de vehículos para prevenir accidentes. Las autoridades investigan si se trató de un error.

En todo caso, ha sido un hecho la demolición de la etapa cinco del conjunto residencial, vía explosivos, un procedimiento que debió requerir  de un cálculo casi quirúrgico para llevarlo a cabo y que fue liderado por una empresa colombiana especialista en el tema.

Dinero.com habló en exclusiva con el gerente de Implosión Demoliciones Atila, Rogelio Gómez, quien explicó que el método, aunque involucró 25 kilogramos de Indugel, es seguro, rápido y, además, barato.

Sin embargo, confesó que el procedimiento, aunque no significó algún tipo de riesgo para los edificios vecinos, tampoco garantiza que el resto de la estructura de Space no haya sido impactada. De hecho, expertos aseguran que la explosión si afectó la etapa cuatro.

El experto de Implosión Demoliciones Atila dice que desde hace 20 días se estaba diseñando el plan de demolición, para lo cual tuvieron que hacer muchos cálculos y evaluaciones del entorno y la construcción misma, tanto así que al final solamente se aplicó el procedimiento a dos terceras partes de la etapa cinco para intentar no afectar la estructura de las demás etapas.

Esto sucede cuando la constructora de Space, CDO, apeló la decisión que se había tomado de la necesidad de demoler completamente la construcción, tras el estudio que había hecho la Universidad de los Andes que así lo sugería.

Aunque la apelación fue aceptada, la empresa tiene 21 días para comprobar que la estructura de las demás etapas puede ser fortificada.

La compañía que gerencia Rogelio Gómez tiene 17 años de experiencia, llevó a cabo procesos parecidos con edificios en el eje cafetero después del sismo que golpeó la región e, inclusive, en Chile, tras el terremoto de hace 4 años. Con la experiencia adquirida, el directivo reiteró que no hay garantía para lo que quedó en pie.

Para la demolición se instalaron estratégicamente 25 kilogramos de indugel y cordón detonante dentro de la estructura, los cuales se activaron remotamente, a 120 metros de distancia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?