| 5/7/2013 12:34:00 PM

S&P incluyó a TGI en la lista de grado de inversión

La agencia de calificación de riesgo elevó de BB a BBB- la nota de la filial del Grupo EEB, la Transportadora de Gas Internacional.

Standard & Poor´s elevó la calificación de crédito corporativo en moneda extranjera de la Transportadora de Gas Internacional (TGI) una subsidiaria del Grupo Energía de Bogotá, y le otorgó el grado de inversión, subiendo la nota de “BB” a “BBB-” con perspectiva estable.

La mejora en la calificación aplica también a los bonos por valor de US750 millones emitidos en el mercado internacional de capitales con vencimiento en marzo de 2022.

En la lista de Moodys y Fitch Ratings, TGI ya estaba entre las empresas con grado de inversión. Con la nueva mejora, TGI pasa a ser una compañía con todas sus calificaciones de grado de inversión, lo cual redunda en menores costos de financiamiento y un mayor acceso a los mercados financieros.

El estudio de la agencia de riesgo internacional destaca la mejora del perfil basado en un flujo de caja estable y predecible, la fuerte posición de mercado de la compañía, la calidad de sus clientes y la reciente mejora en sus tarifas de transporte por parte del regulador.

Para Standard & Poor´s la mayor generación de caja de TGI y las recientes operaciones de manejo de deuda que la compañía llevó a cabo a finales de 2011 y comienzos de 2012, generaron un desapalancamiento y mejoras en los ratios financieros más rápido de lo esperado por la agencia calificadora.

Al mismo tiempo, Standard & Poor’s confirmó el grado de inversión al riesgo corporativo de EEB, matriz del Grupo Energía de Bogotá, en BBB- con perspectiva estable, basada principalmente en un apropiado perfil de riesgo financiero y de negocio, así como en una adecuada liquidez. La diversificación geográfica por líneas de negocio y los adecuados ambientes regulatorios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?