| 1/30/2014 12:00:00 AM

Carlos Slim le puso el ojo a Austria

El magnate mexicano, continuaría este año su avance transatlántico sobre empresas telefónicas europeas con un intento por obtener el control mayoritario de Telekom Austria.

Las esperanzas de una mayor consolidación, y con ello una mejora en los márgenes en los mercados de la telefonía europea, ya alentaron los precios de las acciones del sector durante el año pasado.

Aunque AT&T acaba de descartar una puja por Vodafone, en los próximos seis meses analistas creen que el grupo estadounidense aún verá potencial en la creciente demanda en Europa para servicios móviles de banda ancha, en un momento en que la competencia está en alza.

Pero fue Slim quien divisó Europa primero, haciendo su aterrizaje con la adquisición de participaciones en el grupo holandés KPN y Telekom Austria en 2012 con una inversión de 4.000 millones de euros (5.500 millones de dólares) en el proceso.

El inversor vio posteriormente una caída en el valor de sus participaciones y un subsiguiente intento por adquirir KPN rechazado.

La evolución de esos negocios deja ahora su mirada puesta en Telekom Austria y la formación de un nuevo gobierno el mes pasado en la república alpina podría abrir el camino para que Slim comience a negociar un aumento en su participación desde el actual 27 por ciento, dijeron banqueros y fuentes de la industria.

El Gobierno de Austria posee el 28 por ciento de Telekom Austria a través de la empresa controladora estatal OIAG.

"Espero que Slim haga una oferta por la mayoría de la empresa tarde o temprano", dijo una fuente familiarizada con el tema. "Podría ser en dos semanas o en seis meses", agregó.

Slim, quien buscará evitar otro rechazo en Europa, quiere alcanzar primero un acuerdo con el Gobierno austriaco para asegurarse la propiedad mayoritaria.

Ambas partes han tenido contacto, pero las negociaciones sobre un acuerdo específico se vieron obstaculizadas por las elecciones austriacas en septiembre del año pasado y el posterior proceso de establecer un nuevo Gobierno de coalición.

Una reforma pendiente de la compañía controladora estatal OIAG podría generar otro retraso.

Consultado el lunes al margen de un evento de la empresa si surgieron preguntas sobre la propiedad de Telekom Austria en discusiones con representantes de América Móvil, el presidente ejecutivo Hannes Ametsreiter dijo a Reuters: "No. Sólo discutimos de negocios".

Al preguntarle sobre las intenciones de Slim, agregó: "No puedo hacer comentarios porque no tengo ninguna información. Es su decisión. Tenemos una muy buena relación. Ha sido así desde el principio".

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?