Dinero.com Revista Dinero

Miguel Ángel Rubalcava, presidente de Holcim Colombia.

| 7/4/2013 7:05:00 AM

Sin infraestructura no hay negocio

El presidente de Holcim Colombia, Miguel Ángel Rubalcava, le contó a Dinero.com su percepción frente a las debilidades en los proyectos de infraestructura en Colombia.

¿Cuál es su percepción frente a la economía del país?
 
A nivel macroeconómico Colombia tiene grandes oportunidades. El gobierno continúa muy activo en la realización de tratados de libre comercio, lo cual es positivo debido a que al final de cuentas los acuerdos traerán progreso para el país y eso ya se ve con los TLC vigentes hasta ahora.
 
De hecho, las operaciones comerciales se han incrementado favorablemente. En cuanto a Inversión Extranjera Directa (IED), el año pasado se recibieron alrededor de $15.000 millones de dólares y, lógicamente, con los acuerdos seguirá llegando IED, lo que implica mayores oportunidades para los colombianos que se traducen en empleos y crecimiento.
 
El país va por buen camino, se están haciendo las cosas positivamente, pero es claro que a nivel global se han presentado turbulencias en los últimos tres años, en los que tres meses hay  unos indicadores financieros muy buenos, pero en el mes siguiente todo pareciera ser una debacle.
 
En mi opinión temas como el tipo de cambio son temporales, aunque un precio del dólar entre $1.800 y $1.850 sería relativamente estable, considerando la intervención que hace el Banco de la República para mantenerlo en esos niveles. Por encima de ese valor ya se trataría de simplemente especulación mundial que no implica una afectación a la economía local.
 
¿A propósito de las turbulencias a nivel global, cómo las enfrenta Holcim?
 
Holcim tiene presencia en más de 70 países, de los cuales varios han afectado el negocio, específicamente en Europa, Estados Unidos y Canadá, pero al ser una empresa mundial ha logrado el equilibrio, el cual ha sido impulsado por los países emergentes en regiones que han estado muy activas como Latinoamérica y Asia.
 
En Europa, Estados Unidos y Canadá el fenómeno obedece, por supuesto, a la crisis financiera mundial, que afecta el desempleo que a su vez mitiga el crecimiento y, como consecuencia, no hay inversión en infraestructura.
 
En Europa Occidental la situación es más crítica y, precisamente, Holcim tiene operaciones en países como España, Italia, Inglaterra que han sido muy golpeados. Sin embargo, países de Latinoamérica, China e India hacen que la empresa siga manteniendo resultados financieros sólidos.
 
¿Cómo ve el desempeño en Colombia del sector de la construcción?
 
Hablaba de lo positivo que es tener los tratados de libre comercio, pero necesitamos la infraestructura para poder movilizar y tener productividad y competitividad en los productos manufacturados en Colombia o en aquellos que se importan.
 
Hay muchos programas de infraestructura, algunos de ellos comenzaron pero necesitamos ir a un ritmo mucho más elevado. Necesitamos mejores puertos, mejores aeropuertos, necesitamos carreteras para mover nuestro producto de una manera adecuada, para lógicamente tener la competitividad frente a otros productores a nivel mundial.
 
En cuanto al cemento, nosotros seguimos apostando porque creemos que las oportunidades en infraestructura son grandes en este país, lo que genera oportunidades para compañías como multinacionales y locales productoras de cemento.
 
A pesar de tener una disminución en el consumo de cemento en los últimos cuatro meses comparado con el 2012, en la segunda mitad del año se presentará un repunte.
 
En su opinión ¿qué es lo que sucede en Colombia en cuanto al avance en infraestructura?
 
Hay unos proyectos que se iniciaron hace un par de años donde somos proveedores. Algunos van por buen camino como el nuevo Aeropuerto ElDorado y la doble calzada Bogotá-Villavicencio.
 
Pero hay proyectos en los que hubo licitación pero nunca empezó la construcción y otros que comenzaron y han ido parando en el camino.

Es un tema que el gobierno ha trabajado con los diferentes constructores, tratando de alinear los requerimientos para que realmente los proyectos una vez asignados comiencen a la brevedad posible la construcción. 

Entre los obstáculos hay temas ambientales y temas de la propiedad de las tierras que tienen que solucionarse antes de adjudicarse los proyectos. De nada sirve tener asignados unos proyectos que dos meses más tarde, después de hecha una inversión, haya que pararlo porque no puede comprar las tierras o porque la licencia ambiental no corresponde a lo que originalmente estaba planteado. Se trata de modificaciones que pueden tomar hasta años.

Hay proyectos en los que Holcim participa como proveedor que ya debieron terminar, y ni siquiera van en la mitad debido a las licencias ambientales o a la posesión de las tierras.

Por ejemplo, la Ruta del Sol, aunque afortunadamente estamos en el segundo tramo, que es el que más ha avanzado. Sin embargo, el tramo 1 y el tramos 3 muestran atrasos significativos.

En Bogotá los proyectos también parecen ir a paso de tortuga ¿Cómo se ha proyectado eso en Holcim?

El mercado acumulado a mayo, comparado con el año anterior, refleja una caída de 1,5%, pero lo grave es que gran parte de esa porción se debe a Bogotá, donde la caída es mucho mayor, atribuida a la gran discusión entre el alcalde y los constructores por el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Por ello, los empresarios del sector están emigrando a otras regiones, básicamente Cartagena y Barranquilla donde ha habido un desarrollo notable.

Es un problema grave porque se está hablando de la ciudad más grande del país, la capital, con una necesidad muy fuerte en vivienda e infraestructura y, desafortunadamente, el tiempo sigue corriendo.

¿Qué tanto impulsa el negocio el programa de viviendas gratis?

Somos parte del programa de las 100.000 viviendas, pero no lo es todo porque las 100.000 viviendas corresponden solo a un 4% del total de la demanda de cemento al año, es decir, no cumple realmente con grandes expectativas para los productores de cemento, mientras que sí esperamos más de la infraestructura y los grandes proyectos que requiere el país.

¿Qué tan importante pueden ser los proyectos de infraestructura en el país para Holcim?

A futuro el segmento de infraestructura será el de mayor empuje. De hecho tenemos planes de inversión muy importantes con la fábrica de cemento, la cual estará enfocada en los requerimientos de infraestructura del país.

Se trata de una planta que duplicaría la capacidad de producción de la compañía, que actualmente está en 2 millones de toneladas, y representará el 70% del consumo futuro en el país. 

La estructura quedaría ubicada en Puerto Triunfo (Antioquia), al lado accidental del Río Magdalena, donde tenemos reserva de material, y para la construcción se invertirían cerca de US$600 millones. Además, la planta generará más de 1.000 empleos y durante la construcción el número de empleos alcanzaría los 3.000.

¿Cómo va Holcim Colombia este año? 

Tras lo ocurrido en el primer semestre tenemos que decir que las expectativas eran mayores, preveíamos un crecimiento entre 5% y 6% respecto al año anterior, tanto en volúmenes como en ventas, pero en el primer semestre hubo una caída cerca del 3% en volúmenes y en valores absolutos estamos en una cifra similar a las del año pasado, pero por debajo de las expectativas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×