| 6/24/2013 9:50:00 AM

Servicios públicos se la ponen difícil a los bogotanos

El gas y los servicios públicos alcanzaron un incremento de 2,3%, siendo la energía eléctrica el gasto más representativo.

De acuerdo con el boletín de inflación del mes de junio, elaborado por el Observatorio de Desarrollo Económico del Distrito con cifras del DANE, la variación total de los precios del grupo de vivienda (0,66%) contribuyó al aumento del costo de vida en el Distrito Capital durante el pasado mes de mayo.

El gas y los servicios públicos alcanzaron un incremento de 2,3%.
El principal factor de ajuste positivo de los precios en este subgrupo se derivó del aumento de 4,9% en el gasto básico de energía eléctrica, el cual obedeció tanto a la facturación de distribución de energía como a las mejoras técnicas de los equipos de transmisión.

La inflación en el año corrido, enero a mayo de 2013, se ubicó en 1,79%, cifra inferior a la registrada en el mismo período de 2012 (2,13%). No obstante, este índice resultó superior al nacional (1,49%) para el mismo período. Carlos Simancas, Secretario Distrital de Desarrollo Económico, resaltó que “de acuerdo con las cifras dadas a conocer por el DANE, el comportamiento de la inflación en el Distrito Capital se explicó en el último año corrido por un ajuste de 2,21% en los precios de alimentos y de 2,03% en vivienda” y agregó que en el grupo de alimentos, el subgrupo de comidas fuera del hogar, en especial el gasto básico en almuerzo, sufrió una fluctuación de 1,98%.

El subgrupo tubérculos y plátanos, por su parte, presentó una aumento significativo de 22,88%, que responde principalmente al aumento del precio de la papa en los últimos meses. En vivienda, las principales variaciones se registraron en el subgrupo de gasto de ocupación (2%), siendo el rubro de arrendamiento el principal factor del ajuste de los precios de este grupo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?