| 1/31/2014 6:40:00 AM

Basuras también son problema en Medellín

El servicio de basuras en la capital de Antioquia sigue siendo cuestionado a pesar de la estrategia que ha presentado EPM para rediseñar la estructura operativa y organizacional.

Un poco más de tres meses han pasado desde que Empresas Públicas de Medellín (EPM) adquirió Emvarias, mismo tiempo en el que empezó a ser cuestionado el proceso de recolección de basuras en algunas zonas de Medellín.

Por ello, EPM diseñó y presentó un plan para mejorar el sistema, hacerlo sostenible y más eficiente,  sin embargo las movidas que ha hecho y las propuestas no fueron bien recibidas por algunos grupos de interés.

Uno de los aspectos más criticados de la propuesta tiene que ver con el renting de la flota de vehículos que apoyaría el servicio de recolección, pues integrantes del Concejo de la ciudad sostienen que es un modelo que le abre paso a la privatización.

Otro de los temas álgidos tiene que ver con el tratamiento de los lixiviados, aspecto que ha sido criticado por la demora en tomar medidas, perjudicando al río Ponce y dando pie a una posible multa a Emvarias.

En entrevista con Dinero.com, el gerente de EPM, Juan Esteban Calle, expuso que la intención es convertir a Emvarias en la mejor empresa de aseo del país.

“En Colombia estamos lejos del modelo europeo, que es el que queremos seguir, donde cada día la sociedad lleva menos residuos sólidos al relleno sanitario. Nosotros en el área metropolitana estamos llevando el 90% de los residuos sólidos a los rellenos sanitarios, mientras que en algunos países en Europa menos del 10% de los residuos sólidos está llegando a los rellenos sanitarios”, dice el directivo.

“Hay oportunidad de crear un modelo no solo ambiental sino socialmente responsable, que sea un modelo ganador”, agrega.

De cualquier manera, el gerente aclara que, tal y como hace EPM con todas las filiales, las decisiones corporativas del grupo se toman básicamente evaluando la conveniencia empresarial, además, "se toman en las juntas directivas", insinuando que es terreno donde ya no tienen que intervenir factores externos.

Sin embargo, Calle argumenta que todo el negocio que se ha construido alrededor de Emvarias incluye un plan de inversión de $180.000 millones para los próximos 8 años, pero está concentrado en 2014 y 2015, cuando se dispondrá de entre $100.000 millones y $120.000 millones.

Con ello se construirá una planta de tratamiento de lixiviados, de la cual se está hablando desde 2003, pero que es un compromiso que tiene EPM con la región porque se han invertido US$900 millones en saneamiento del río Medellín, con lo que se pretende que los lixiviados del relleno sanitario La Pradera lleguen sin contaminarlo. "En ello se están invirtiendo $14.000 millones y entrará a operar antes de que finalice el 2015", afirma Calle.

Además, explica que desde el año 2006 se está tramitando una licencia ambiental para un nuevo vaso en el relleno sanitario que extienda su vida útil, pero solo hasta el año pasado cuando EPM inició un trabajo conjunto con Emvarias para demostrar a las autoridades ambientales que había un plan serio, logró la aprobación. En ello EPM invertirá $16.000 millones para que entre a operar en el segundo semestre de este año.

Por otro lado, el gerente de EPM insiste en la necesidad de renovar la flota de compactadores e, inclusive, el año pasado hicieron pruebas con vehículos a gas. El estudio técnico para modernizar los vehículos evaluó la opción de compra y renta, concluyendo que "cuando se compra no es fácil controlar gastos , no es rentable, es muy difícil destinar los recursos de la empresa y el tiempo para mantenimiento de vehículos".

Para el directivo, el modelo ideal de las grandes empresas es el renting porque garantiza 95% de disponibilidad de la flota y no hay que preocuparse por temas como el mantenimiento, lo que permite concentrarse en el "core" del negocio.

Finalmente, otro de los planes de Calle es expandir el servicio a otros municipios, no entiende por qué tendría que concentrarse solo en Medellín. "Todas las empresas del grupo EPM dejaron de atender solo la ciudad y han expandido la operación a otros municipios del departamento, generando un impacto social positivo y rentabilidad para la empresa".

Concluye que la sostenibilidad "se complementa con proyectos como el tratamiento de aguas residuales, producción de compostaje para abonos orgánicos, producción de gas y la incorporación de nuevas tecnologías, temas que ya están en proceso de ejecución".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?