| 10/9/2013 9:00:00 AM

Coalición contra el contrabando

El contrabando en Colombia supera los 6 mil millones de dólares al año, una cifra que representa aproximadamente el 10% de las importaciones legales al país.

La necesidad de hacer más efectiva la lucha contra el contrabando en Colombia, motivó a que siete sectores sellaran una nueva alianza para impulsar iniciativas conjuntas para combatir y apoyar la lucha frontal que Colombia ha declarado contra esta actividad ilegal.

La presentación de la nueva coalición fue en el Centro Empresarial Salitre de la Cámara de Comercio de Bogotá y contó con la participación del director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega López, el Director de la Policía Fiscal y Aduanera, General Gustavo Moreno Maldonado y los representantes de la Cámara de Comercio de Bogotá, British American Tobacco Colombia, Asograsas, Fenavi, Fedearroz, Asocaña y Fenalco, fundadores de la CECC.

Mónica de Greiff, presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, dijo: “el avance en la lucha contra el Contrabando se traducirá en transformaciones relevantes en el empleo, la competitividad del país y en los ingresos del Estado. La Coalición tiene como propósito contribuir a este objetivo”.

Jerónimo Castillo, Gerente contra el Comercio Ilícito de British American Tobacco Colombia y quien ejerce la Secretaría Técnica de la CECC, manifestó que “la Coalición es un hito en la historia de Colombia. La centralización de información y esfuerzos del sector privado es la única manera de lograr combatir el contrabando de frente. La Coalición inicia sus labores con la participación de sectores altamente afectados por este flagelo, y extendemos la invitación a otros sectores interesados en unirse a esta batalla contra la ilegalidad.”

Según cifras de la DIAN, el contrabando en Colombia supera los 6 mil millones de dólares al año, una cifra que representa aproximadamente el 10% de las importaciones legales al país. El sector arrocero y los cigarrillos, por mencionar dos ejemplos, pierden cerca de 800 millones de dólares cada año a causa del contrabando.

Contrabando: preocupación de la empresa privada

La Coalición Empresarial contra el Contrabando reúne siete sectores altamente afectados por el contrabando que, a su vez, ven cómo los recursos que deberían ser obtenidos de manera legal se están quedando en manos de bandas ilegales que contribuyen a la informalidad, a la evasión el pago de impuestos y afectan la inversión en políticas de desarrollo económico y social en los departamentos del país.

-Arroz: el sector pierde aproximadamente $540 millones de dólares al año por causa del contrabando. A pesar de que Colombia busca autoabastecerse, las fronteras con Ecuador y Venezuela presentan retos para el sector, dado que por estas zonas entra producto ilegal con una diferencia de precio del 40% vs. el costo de producción nacional. La modalidad de contrabando más común del sector es la facturación con precios ajenos al mercado.

-Cigarrillos: en Colombia el 14% del mercado nacional es de contrabando, el cual proviene principalmente desde Paraguay y entra al país libre de impuestos a través de la Zona de Régimen Especial Aduanero de la Guajira para su consumo exclusivo en Uribia, Manaure o Maicao y/o su reexportación. En la mayoría de los casos esto no se cumple y el producto ingresa al resto del país de manera ilegal. Una de las marcas de contrabando de cigarrillos, Ibiza (de fabricación paraguaya), es la décima marca del mercado nacional (si se consideran tanto las marcas legales como las ilegales). Entre 2011 y 2012 el contrabando de cigarrillos creció en un 28%, afectando principalmente las rentas departamentales, las cuales han dejado de percibir más de $100 mil millones de pesos.

-Sector Avícola: El contrabando de huevos en Colombia se estima en 800,000 unidades diarias que equivale al 75% del consumo de un departamento como Nariño. Uno de los detonantes críticos del fenómeno del contrabando de este sector es el problema fronterizo con Ecuador y Venezuela. Caso similar ocurre con el pollo, en donde los niveles de contrabando llegan a 2,000 diarios con una tendencia al crecimiento. 

-Grasas: Se estima que el 20% del mercado nacional de aceites comestibles es de contrabando, con casos dramáticos en la Costa Atlántica y el Sur Occidente del país en donde la ilegalidad asciende a un 35%. Entre 2008 y 2012, el consumo de aceites comestibles nacionales disminuyó en 53 mil toneladas, afectando el 12,9% de las ventas de aceite de palma y los productores nacionales que devengan su sustento de esta actividad. Al mismo tiempo, los consumidores pueden verse afectados por el consumo de productos ilegales que no cumplen con normas de calidad. Tan sólo en el 2012 cerca de 100 mil toneladas de aceites comestibles se comercializaron ilegalmente.  

-Azúcar: Con la influencia de azúcares de contrabando y re empacados provenientes de Ecuador y Venezuela se ha perdido la totalidad del mercado de las zonas de los departamentos de Guajira, Norte de Santander, Putumayo, Arauca y gran parte de Magdalena, Cesar y Nariño. Los despachos hacia las zonas de frontera con alto impacto del contrabando se han disminuido en casi un 64% en los últimos cinco años. Este fenómeno está logrando llegar hasta el interior del país, consiguiendo afectar a la industria nacional. El azúcar de contrabando representa un riesgo para la salud pública al no cumplir con las normas sanitarias estipuladas para su consumo. El contrabando en este sector asciende a 50 mil toneladas al año, afectando a 200 mil familias, generando pérdidas del orden de $16 mil millones de pesos al año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?