| 11/7/2013 7:45:00 AM

La consentida de los Gilinski

Dentro de la caída de la industria, el sector de plásticos es uno de los más afectados, pero allí una compañía ha encontrado la fórmula para crecer a ritmos de 8%.

Aunque para los Gilinski no se trata de la empresa que más ingresos les genera, Rimax si tiene un valor sentimental por la historia de su creación y la trayectoria que ha tenido durante los 60 años de operación, alcanzando mercados en América, Europa y Oceanía.

Así lo expone el gerente de la compañía, Hernando Chacón, quien dice que a pesar del decrecimiento que presenta la industria actualmente, donde el sector de plásticos es uno de los más afectados, Rimax ha logrado crecer a ritmos del 8%.

Y es que según la última medición del Dane, la industria arrojó una cifra en el mes de agosto de una caída de 10,1% y  en el año corrido el sector viene cayendo 6.6%.

Para el directivo de la compañía la desaceleración económica y la tendencia decreciente en el índice de confianza del consumidor afecta sectores que no mueven productos de consumo básico de la canasta familiar y que son segunda o tercera opción de compra.

Explica que el sector plásticos se ve afectado por dos segmentos, el sector automotriz, debido a que sus ventas están decreciendo en dos dígitos, y el sector de productos de hogar, que viene afectado por consumo y por la llegada de productos importados.

Sin embargo, el gerente de Rimax dice que la compañía ha logrado crecimiento cercano al 8%, aunque espera alcanzar un 9% al final del año, lo que han logrado gracias a la innovación de productos.

La materia prima es otro factor que ha impactado el negocio debido a que está indexado a los precios del petróleo, lo que ha incrementado los costos. Sin embargo, la empresa ha logrado mitigar el impacto gracias a las ventas en el mercado externo, lo que compensa los costos de los insumos.

La empresa está exportando el 40% de su producción, la cual llega a 30 países entre Europa, América y Oceanía. Las ventas al exterior alcanzan US$28 millones.

El negocio en el exterior va tan bien, según Chacón, que la compañía empezó a abrir oficinas para fortalecer su presencia, tal y como ha sucedido hasta ahora en los países que más le están representado ingresos: Perú, Ecuador y muy pronto en Panamá, desde donde manejará todo el mercado centroamericano.

Inclusive la empresa no descarta la instalación de plantas de producción en esos países, “sería el tercer paso que daríamos. El segundo paso que estamos dando es montar las oficinas comerciales, conocer los mercados en vivo y en directo, aumentar la masa crítica de venta en estos países y entonces el siguiente paso sería evaluar la implementación de una planta productiva en estos países, pero por ahora estaremos solo con oficinas comerciales”.

En cuanto a la expansión en otros mercados, el directivo dice que la prioridad es consolidarse en Latinoamérica, “hay mucho potencial de crecimiento, el plan es consolidarnos como una de las compañías más importantes de la región en el sector de plásticos para consumo del hogar”.

La compañía destina, en lo que tiene que ver con tecnología, maquinaria y moldes para innovar su portafolio, entre 50% y  60% del Ebitda, pero la idea es que el 20% de las ventas realizadas sean de productos nuevos. "Estamos lanzando entre 12 y 14 productos por año. En 2013 ya se  han lanzado 14 productos nuevos de diferentes líneas".

Rimax, que ya tiene 60 años de historia, arrancó con una pequeña planta en Cali pero ha tenido que reinventarse para seguir vigente en el negocio. Arrancó con  juguetería, luego migró al negocio industrial para realizar envases para la industria petroquímica y la industria del consumo masivo y, a finales de los años ochentas, la empresa creó una categoría, las sillas plásticas.

Actualmente se trata de una compañía con más de 250 productos plásticos distribuidos en 6 líneas: muebles, mesas, armarios, closets, productos de organización, productos para el aseo, línea industrial, línea institucional, más del 50% de las ventas las generan las líneas diferentes a las sillas.

La planta de la empresa está construida en más de 25.000 metros cuadrados, genera 750 empleos directos y un poco más de 1.000 empleos indirectos, desde allí se surte todo el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?