| 12/12/2014 5:00:00 PM

Industria ve difícil el 2015

De acuerdo con la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, la industria termina el año con bajos crecimientos en producción y ventas, un cumplimiento del presupuesto del orden del 96%, inventarios estables y un clima favorable en los negocios, pero con expectativas poco alentadoras para el próximo año.

Para el 2015, el panorama industrial es complejo. De un lado, se tienen aspectos positivos como la posición favorable de Colombia en el contexto mundial, particularmente en la región; el dinamismo previsto en los proyectos de infraestructura y en el sector de la construcción; el mayor ritmo de devaluación que favorecerá las exportaciones y a los sectores que compiten con importaciones; el mejor desempeño previsto en las exportaciones industriales; el entorno macroeconómico, y, los esfuerzos del empresariado en continuar con sus proyectos de modernización e innovación, en busca de una mayor productividad de las empresas.

Sin embargo, el 2015 también será un año con serios factores desfavorables. Es el caso del desplome de los precios del petróleo y su impacto sobre la economía mundial. Para Colombia este cambio en las condiciones del sector de hidrocarburos no sólo impactará una actividad que ha sido uno de los motores de crecimiento, sino que además se traduce en un deterioro en las finanzas públicas.

A lo anterior se suma el impacto de la reforma tributaria, que se está tramitando en el Congreso, y que elevará la tasa efectiva de tributación del sector industrial a niveles superiores al 75%. Si bien en 2014 la industria manufacturera logró superar las tasas negativas de años anteriores, los crecimientos actuales son muy modestos y este sector sigue rezagado frente a otras actividades. Este es otro factor negativo que no podemos desestimar. Y no menos importante es el gran camino que el país tiene que recorrer en materia de competitividad.

En este entorno caracterizado por una alta incertidumbre y donde coexisten signos encontrados, los empresarios mantienen unas expectativas relativamente favorables. Por ello, en promedio presupuestan para el 2015 un crecimiento nominal de 7,6%, lo que implicaría un crecimiento real del orden de 4,5%. Estos niveles superan ligeramente lo que proyectaron para 2014 cuando estimaban tasas de 7,1% y 4,0%, respectivamente.

“Lo importante ahora es que en el país se generen las condiciones para que estos pronósticos se cumplan. Cabe recordar que la meta de crecimiento que tenían los industriales para el 2014 no logró cumplirse. En este contexto nuevamente ponemos de presente la necesidad de una verdadera ejecución de la agenda de competitividad”, señala el reporte de la Andi.

Balance del año

El informe de la Andi señala que en un 2014 en el que la economía colombiana se destaca a nivel internacional por su buen desempeño, la industria manufacturera no responde a las expectativas y termina el año con bajos crecimientos en producción y ventas, un cumplimiento del presupuesto del orden del 96%, inventarios estables y un clima favorable a los negocios, pero en el que las expectativas sobre el futuro inmediato muestran un leve retroceso.

La demanda interna se ha convertido en la fuente de crecimiento de la manufactura, compensando en buena parte la menor dinámica y mayor competencia a nivel externo. Hasta octubre, las exportaciones industriales registraron una caída del 10% anual.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con Acicam, Acoplasticos, Andigraf, Anfalit, Camacol y la Cámara Colombiana del Libro, en lo corrido del año hasta octubre de 2014, comparado con el mismo período de 2013, la producción aumentó 2,4%, las ventas totales aumentaron 2,6% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno crecieron 3,9%.

A nivel sectorial, se observa que buena parte de los subsectores muestra tasas positivas tanto en producción como en ventas, en tanto que algunas actividades con alta participación en la industria registran tasas negativas.

En cuanto a la utilización de la capacidad instalada en octubre de 2014 se situó en 78,5%, nivel inferior en un punto al indicador del mismo mes de 2013, pero ligeramente superior al promedio histórico (76,4%).

Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, la encuesta encontró que el 83,1% de los empresarios califica sus pedidos como altos o normales, y en el caso de los inventarios, éstos son calificados como altos por el 19,0% de la producción manufacturera. En pedidos, si bien el indicador promedio de 2014 (89,6%) supera en más de 7 puntos el porcentaje de 2013 (82,3%), se observa un leve deterioro desde finales del tercer trimestre del presente año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?