| 12/31/2013 7:00:00 AM

Los dolores de la minería formal

Claudia Jiménez, Directora Ejecutiva del gremio de Minería a Gran Escala, habló con Dinero.com del trabajo en responsabilidad social y la apuesta por las comunidades que está haciendo el sector.

Uno de los principales dolores de cabeza para el sector minero es sin duda el rechazo que tiene por parte de las comunidades en las zonas de influencia de sus operaciones. Sin embargo desde el interior del gremio están convencidos de estar haciendo las cosas bien.

Es por eso que la Directora Ejecutiva del gremio de Minería a Gran Escala, Claudia Jiménez, habló con Dinero.com sobre los planes que está desarrollando el sector minero para mejorar su imagen ante las comunidades, y el país en general, contribuyendo con uno de los objetivos del Gobierno, la disminución de la pobreza extrema en Colombia.

Para lograr eso, las empresas de Minería a Gran Escala, invierten anualmente $69 mil millones en responsabilidad social empresarial, sin embargo señala Jiménez que “la gente no lo ve, no lo siente así, y es por eso que sigue habiendo mucha oposición a nuestras operaciones en estas zonas”.

Para visibilizar su compromiso social el gremio y la Anspe, Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema, realizan tareas en 30 municipios en las áreas de operación de las empresas del sector, para beneficiar a 3.521 familias en situación de pobreza extrema, es decir unas 18.000 personas para aportarle a la meta del Gobierno, meta que esperan cumplir en tres años.

“A hoy se han firmado tres convenios, ahora las 12 empresas del gremio deben firmar acuerdos específicos con cierto número de familias. En seis meses se han firmado tres convenios, el primero en El Cerrejón, que busca beneficiar a 850 familias Wayúu en La Guajira en conjunto con la Gobernación y los alcaldes de las ciudades beneficiadas. El segundo fue de Minas Paz del Río, en Boyacá, donde se beneficiarán unas 294 familias y el tercero fue de Mineros y Drummond, que piensan favorecer a 384 familias. De las 3.500 familias, que es la meta, ya hay planes para ayudar a1.584 familias es decir alrededor del 50% del objetivo” señala Jiménez.



Aparte de los objetivos para la superación de la pobreza extrema se está implementando un instrumento para la formalización minera. Cerca del 75% de la minería del país es informal mientras que la formal por el contrario tiene problemas para activar sus operaciones.

Si bien no es responsabilidad del sector privado combatir la minería informal, las empresas comprendieron que su crecimiento no es posible si no se combate ese flagelo.

Con los procesos de formalización se benefician muchas personas según Jiménez, ya que “Gran Colombia Gold ha implementado varias estrategias en Segovia y en Marmato, y eso tiene gran impacto en la comunidad ya que son cerca de 3.000 mineros informales que adquieren contratos para su formalización en cooperativas o asociaciones y después se les contrata se les capacita y se les bancariza, entonces es bueno para ellos y para el país.



Así mismo la Directora Ejecutiva de Minería a Gran Escala reconoció que es innegable que el desarrollo minero acarrea un impacto ambiental fuerte, y por eso mismo asegura que aparte de los recursos destinados para eliminar la pobreza extrema las empresas del sector asignan un presupuesto de $194 mil millones y enfatiza “empresa que no es capaz de sopesar el impacto ambiental de sus proyectos no está en capacidad de desarrollarlos”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?