| 12/2/2013 12:00:00 AM

Empresas piden auxilio con reorganización

Hasta agosto de 2013, 117 empresas han solicitado a la Supersociedades un acuerdo para iniciar procesos de reorganización. La mayoría proviene del sector comercio. Las más viables las de minería.

Entre 2007 y 2013, 760 empresas en Colombia han iniciado el proceso de  reorganización empresarial, con el que la Superintendencia de Sociedades contribuye a la viabilidad del negocio así como a normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos.

De esas 760, 377 procesos se han autorizado y 102 ya han terminado.

Sólo en 2013, 117 empresas entre grandes, pequeñas, medianas y micro han solicitado iniciar este trámite, de las cuales 77 fueron autorizadas y 26 terminaron el proceso. El número de empleados de estos negocios ascienden a 29.631.

En cuanto al tamaño, las empresas pequeñas son las que más han iniciado procesos de reorganización empresarial, unas 252. En segundo lugar están las medianas con 229 peticiones y las grandes en tercer puesto con 94. Este año se han recibido peticiones de 62 microempresas.

Sectores


De las estadísticas de la Supersociedades, también llama la atención los sectores de donde provienen las solicitudes de reorganización empresarial.

Este ranking es liderado por empresas del sector comercio, que entre 2007 y 2013, tienen 177 solicitudes, seguido del sector manufacturero que suman 136, en tercer lugar están los negocios de servicios con 93 procesos. Entre tanto el agropecuario tiene 65, construcción 52 , transporte 15 y minería 7.

Con lo cual también se puede concluir que las empresas más viables son las del sector de transporte y minería.

La reorganización


Este mecanismo de reorganización empresarial es utilizado por las sociedades que se han dado cuenta que no pueden atender sus obligaciones contractuales, especialmente financieras, y les permite conservar la unidad productiva, así como el empleo.

El proceso, de acuerdo con el organismo de control, no será mayor a 6 meses, tiempo en que los empresarios podrán sentarse con los acreedores y renegociar las acreencias.

Además, permite una cierta protección legal con la cual se pueden evitar embargos y salvar o liquidar la empresa, si es el caso, pero de manera organizada.

Aunque muchos asocian la reorganización con la muerte empresarial, la Supersociedades defiende el mecanismo señalando que podría convertirse en el renacer de las mismas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?