| 2/26/2013 8:54:00 AM

¿Regresa la confianza a los industriales?

La confianza de los industriales muestra un repunte moderado entre diciembre y enero de 2013 y la de los comerciantes, en cambio, revirtió la mejora observada en los tres meses precedentes.

El indicador de confianza industrial mostró una mejoría entre diciembre y enero de 2013, ubicándose en 2,1%, sin embargo, frente a enero de 2012, el índice mostró un deterioro de 8,5 puntos.

Cuando se compara con los registros de los tres meses anteriores se identifica un ligero avance.

Lo que aún continúa en terreno negativo es la percepción sobre rentabilidad exportadora. La apreciación del peso volvió a ubicarse como factor más desfavorable para el desempeño de las ventas exteriores.

La tasa de cambio peso-dólar volvió a ser considerada como el factor más desfavorable seguido por el transporte interno que en el tercer trimestre de 2012 se ubicó en primer lugar.

Por último, las expectativas sobre el desempeño de las exportaciones en el segundo trimestre de 2013 respecto al mismo trimestre de 2012 indican que 28% de los encuestados opina que el valor de sus exportaciones en dólares habrá de ser mayor, 22,9% opina que será menor y el 49% restante considera que será aproximadamente igual.

Las expectativas de inversión para 2013 en el sector industrial lucen menos favorables que un año atrás. Los industriales encuestados sugieren que la inversión aumentaría para el 57,9% de ellos y disminuiría para el restante. Un año atrás, la expectativa para el 2012 era que la inversión aumentaría para el 67,5% de las empresas y disminuiría para el resto.

Confianza comercial

La confianza comercial en enero detuvo la mejora que se venía observando desde octubre de 2012.S mantiene en un terreno claramente positivo pero disminuyó en enero y se ubicó en 18,7 puntos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?