| 8/4/2017 10:03:00 AM

Real Cartagena Fútbol Club vs cuatro futbolistas, un partido legal

En medio de la crisis que viven algunos equipos de fútbol por la difícil situación deportiva, se encuentran aquellos que además tienen que contratar abogados para defenderse de sus exjugadores por deudas laborales.

El pasado 21 de julio de 2017, las autoridades colombianas requirieron al Real Cartagena Fútbol Club por supuestos incumplimientos en los pagos de deudas laborales con los señores Arlenzon Luis Ucrós Brito, Cristian Andrés Palomeque Valoyes y Julián Fernando Buitrago Quiñonez.

Ante este requerimiento, el equipo de fútbol se defendió y en un extenso informe destapó sus cartas en materia laboral e incluso deportiva.

Le puede interesar: El fútbol profesional colombiano se diversifica y sus ingresos crecen

El reporte, conocido por Dinero, aclara que “los resultados deportivos del equipo Real Cartagena, dejaron mucho que desear y nuevamente frustraron el plan de ascenso del equipo, siendo según diagnósticos técnicos provocado por el bajo rendimiento de algunos de sus jugadores”.

Esta situación, asegura el representante legal de la Sociedad, Rodrigo Rendón Ruiz, “obligó a la administración a rescindir los contratos correspondientes a esos jugadores, para lo cual procedió como es costumbre en el ámbito del futbol a negociar el retiro de los mismos y por consiguiente la recisión de los contratos, toda vez que estos por normas FIFA nunca pueden ser firmados a términos indefinidos y por el contrario deben ser firmados a término fijo con plazos no inferiores a un año”.

Los reclamantes, agrega Rendón, corresponden a este grupo de jugadores que terminaron sus contratos y a quienes se les adeudan algunos montos.

En el caso de Arlenzon Luis Ucros Brito se aclara que:

Con la intermediación de apoderado judicial del señor Ucros, la sociedad mediante documento denominado "Rescisión por mutuo acuerdo del convenio deportivo" regresa en forma definitiva el 100% de los derechos federativos del jugador a la Corporación Club Deportivo Tuluá, a partir del 30 de mayo del 2017, sin que para ello exista cargo alguno a favor de la sociedad Real Cartagena Fútbol Club S.A.

Le sugerimos leer: ¿Qué puede aprender Colombia de la Liga Española de Fútbol?

Situación actual de la negociación

A la fecha se ha efectuado un pago por la suma de $2‘000.000 quedando pendiente un saldo total de $13‘413.799, correspondiente al saldo de la primera cuota, la segunda pactada para el 15 de julio y la tercera para el 15 de agosto del 2017.

Por tal razón informamos que antes de quince días será cancelado el saldo de la primera cuota y el monto vencido de la segunda antes de 30 días.

En el caso de Néstor Mauricio Arenas Gómez, el reporte revela que: 

Fue cancelada la primera cuota por valor de $3‘378.772, se encuentran vencido un monto de $3‘378.772 desde el día 15 de julio de los corrientes, los cuales serán cancelados en un término no mayor de 30 días.

Por su parte en el caso de Julián Fernando Buitrago Quiñónez se aclara que:

Fue cancelada la suma de $3‘378.772 correspondiente a la primera cuota, a la fecha y desde hace diez días se encuentran vencidos $3‘378.772 los cuales serán cancelados antes de 30 días por parte de la sociedad.

Le recomendamos leer: Los 4 clubes de fútbol colombiano que siguen en reorganización

En el caso de Cristian Andrés Palomeque Valoyes la situación es la siguiente:

Al jugador le fueron cancelados un total de $14‘000.000 quedando pendientes de pago $6‘00.000 los cuales vencieron el pasado 15 de julio y para los cuales se está pidiendo un plazo máximo de 30 días.

El hecho de tener que pagar una nómina adicional de jugadores que no van a prestar sus servicios al equipo, de forma simultánea con la nómina de sus reemplazos, genera un desfase en la caja, toda vez que normalmente el presupuesto de gastos de la sociedad, si bien es cierto que incluye algunas eventualidades, nunca proyecta que se tengan que dar por terminados tantos contratos y de jugadores de nómina tan altas.

Hay que recordar que en enero de 2015 las autoridades colombianas confirmaron el acuerdo de reorganización celebrado entre la sociedad Real Cartagena Fútbol Club y sus acreedores.

Este tipo de acuerdos permiten a las empresas seguir desarrollando su objeto social, que en este caso consiste en la administración del equipo de fútbol de Cartagena de Indias DT, así como la promoción y desarrollo de las actividades propias de una empresa dedicada al entrenamiento y el deporte.

El acuerdo, aprobado por más del 70% de los acreedores, incluyó un pasivo a reestructurar superior a los $8.000 millones y tendrá una duración de diez años, hasta el 13 de enero de 2026.

Al momento de ser admitida en reorganización, la sociedad registraba activos por $10.599 millones y un pasivo por $7.498 millones, representado básicamente en cuentas por pagar a largo plazo (59,11%); diferidos a largo plazo por (17,24%) y cuentas por pagar a corto plazo (10,74%).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.