| 9/11/2014 11:00:00 AM

RadioShack en suspenso

La cadena de tiendas de electrónica podría declararse en bancarrota si su situación de liquidez empeora, tras reportar su décima pérdida trimestral seguida.

La compañía dijo que estaba explorando igualmente otras opciones, incluida la venta o una inversión, siendo la liquidación el último recurso. RadioShack, cuyas ventas están en caída libre desde 2010, aseguró que está trabajando con sus acreedores y sus propietarios para reestructurar su deuda y reducir costos.

Las acciones de RadioShack, en peligro de ser sacadas de la Bolsa de Nueva York, se precipitaron un 20 por ciento el miércoles, un duro revés para unos títulos que llegaron a los 78 dólares en la cima del boom de las "dotcom".

La compañía informó que las ventas en tiendas similares descendieron un 20 por ciento en el último trimestre, mientras que las ventas totales se hundieron a su nivel más bajo en más de 20 años.

En el segundo trimestre, concluido el 2 de agosto, las pérdidas netas aumentaron hasta los 137,4 millones de dólares (1,35 dólares por acción). Un año antes, eran de 52,2 millones de dólares (51 céntimos por acción). Los ingresos cayeron cerca de un 22 por ciento, hasta los 673,8 millones de dólares.

RadioShack intentó cerrar 1.100 tiendas este año, pero rebajó la cifra a 200 por año cuando los acreedores desestimaron el plan.

La cadena, que lleva en el negocio más de 90 años, llegó a ser el lugar predilecto para inventores e ingenieros que podían encontrar todo tipo de productos, desde altavoces a las primeras computadoras fabricadas de forma masiva.

Sin embargo, no consiguió evolucionar y su estrategia de comercio electrónico fue superada por rivales como Best Buy y Amazon.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?