| 4/30/2013 3:00:00 PM

¿Quién más quiere subsidio Familiar?

De acuerdo con las nuevas normas expedidas por el ejecutivo y por el legislativo para favorecer a los trabajadores colombianos, cerca de 3.289.899 personas podrían ser atendidos por el Sistema de Subsidio Familiar.

En ese sentido, trabajadores del servicio doméstico, madres comunitarias y madres sustitutas podrán hacer parte de los más de 818.006 personas que entrarán a formalizarse en el Sistema del Subsidio Familiar, para disfrutar de los servicios, subsidios y programas que ofrecen las Cajas de Compensación Familiar.

Adicional a esta población están los 1.461.058 pensionados, que podrán acceder al Subsidio Familiar. De esta población, 853.289 pensionados, cuya mesada sea de 884 mil pesos o menos, que según el proyecto de ley que está para sanción presidencial, podrán acceder a los servicios de cultura, recreación y deporte que ofrecen las Cajas de Compensación Familiar, con beneficios preferenciales. Hoy por hoy, solamente 35.198 pensionados acceden a los beneficios de las Cajas.

Pero las nuevas obligaciones de las Cajas no paran ahí. De acuerdo con el Decreto 0722 de 2013, que reglamenta la prestación del Servicio Público de Empleo, se conforma la red de operadores del Servicio Público de Empleo y se reglamenta la actividad de intermediación laboral, que dispuso que las Cajas prestarán los servicios de gestión y colocación de empleo de forma directa o a través de entidades que se creen entre las Cajas de Compensación Familiar o con terceros especializados en la correspondiente actividad. Con el servicio Público de Empleo se beneficiará una población de 963.707 personas que cotizaban al Sistema como Asalariados y 47.128 independientes que potencialmente cotizarían al Sistema de Subsidio Familiar.

Visto así, significará un esfuerzo monumental de las Cajas porque para atender a estos nuevos afiliados se requerirán unos recursos importantes, en especial para cumplir con la cuota monetaria (subsidio en dinero) y los subsidios de vivienda de una población que padece estas necesidades. Más aún cuando el costo de la nueva afiliación a las Cajas de Compensación es el equivalente al 4% del salario mínimo. Es decir, el empleador tendrá que pagar alrededor de $24.000, a través de la planilla integrada de liquidación de aportes, Pila, cuyos beneficios son superiores a esta cotización. En general, es una población de salario mínimo que tendrá plena cobertura de todos los servicios del Sistema del Subsidio Familiar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?