| 1/28/2015 7:00:00 AM

Los descuentos de enero ¿estrategia o necesidad?

Después de la temporada navideña, las ventas del comercio caen, para salir de los inventarios que quedaron y de paso impulsar las compras, desde hace unos años los almacenes empezaron a hacer grandes descuentos.

Durante el primer mes del año es común ver en las vitrinas de los centros comerciales los anuncios de importantes descuentos, inclusive, de hasta el 70%. Dinero consultó a Guillermo Botero, presidente de Fenalco nacional sobre este fenómeno que se viene presentando en los últimos años.

“Es cierto que los descuentos en enero son para vender más, pero lo que pretende principalmente es liquidar los inventarios anteriores. Por ejemplo, en el sector vestuario ya hay unas cosas que van pasando de moda y viene las nuevas temporadas; en el caso de los electrodomésticos sucede algo similar, y vienen nuevos equipos, más economizadores de energía, aparatos más modernos, así que los comerciantes tienen que terminar el inventario anterior”, explicó Botero.

Frente al tema, Camilo Herrera, presidente de Raddar, manifiesta que con este tipo de medidas todos ganan: “el comprador compra barato, pero solo lo que no se vendió; el comercio gana porque obtiene márgenes y las empresas, porque recuperan costos”.

Sin embargo, el presidente de Fenalco señala que si bien no es un gran negocio, e inclusive las ventas de esos inventarios antiguos pueden generar una eventual pérdida, necesitan darle espacio a los nuevos inventarios.

Otra situación que se presenta y que favorece al sector en enero, es la oportunidad que se presenta de vender más durante los cambios de mercancías. “Hay gente que no los alcanzó a hacer entre el 26 de diciembre y el 31 diciembre, al hacerlos en enero, en general la gente cuando va a las tiendas se entusiasma de algo más y compra otras cosas, y si a eso le suman las promociones, mejor aún”, destacó.

Camilo Herrera agrega que los descuentos de enero son una tendencia mundial que se observa en casi todos los mercados, “el problema es que las liquidaciones de Navidad se confunden con las promociones de la nueva temporada”, afirma.

De acuerdo con el dirigente del gremio de los comerciantes, este fenómeno inclusive es aprovechado por muchos que esperan la época de descuentos para hacer sus compras. “El comercio es muy hábil, es el sector más innovador, mucho más que la industria, si se quiere, es el de las grandes innovaciones en las ventas, en la manera de exhibir los productos y tiene estrategias para vivir cautivando a su clientela”, concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?