| 10/31/2014 6:30:00 AM

Auge de vivienda para millonarios en Cartagena

Las inversiones en proyectos de vivienda de lujo en Cartagena ascienden a más de US$264 millones. El mercado sigue creciendo, volviéndose más sofisticando y ofreciendo mayores comodidades tanto a locales como extranjeros.

En los últimos años el sector de construcción de vivienda de lujo en Cartagena ha venido creciendo. De acuerdo con datos de Camacol seccional Bolívar, Córdoba y Sucre (BCS), el comportamiento de la actividad edificadora en cuanto a vivienda en la Ciudad Amurallada ha sido positivo, y en lo corrido del 2014 se han lanzado más de 25 proyectos nuevos.

La mayor oferta la componen proyectos que pertenecen al rango de no VIS (vivienda de interés social) o proyectos que superan los 135 salarios mínimos legales vigentes y que se pueden clasificar como sofisticados y con excelentes comodidades para los posibles clientes en la Zona Norte y en Castillo Grande.

¿A qué obedece el crecimiento? La mayor parte de los inversionistas nacionales y extranjeros han visto a Cartagena como una buena plaza para desarrollar sus grandes proyectos de construcción no solo por la vocación turística y cercanía al mar que tiene la ciudad, sino también por la valorización que los inmuebles adquieren a través del tiempo. Las inversiones en proyectos de vivienda de lujo ascienden a US$264.397.719,86.

Según Patricia Elena Galindo Salom, gerente de Camacol BCS, quienes están comprando vivienda en la capital de Bolívar son las personas del interior del país que encuentran en la ciudad un espacio atractivo para pasar sus vacaciones, ya los hoteles no dan abasto para la creciente demanda local y extranjera.

“Por lo anterior, cada vez son más las personas que se interesan por averiguar y comprar un inmueble en Cartagena que les sirva como hospedaje propio mientras visitan la ciudad y luego el inmueble tomaría el destino de arriendo por el tiempo en el que el propietario se encuentre fuera de la ciudad”, explica Galindo.

Actualmente, la Ciudad Amurallada cuenta con alrededor 121 proyectos activos, de los cuales el 79% se encuentra en preventa sin iniciar y el resto de la oferta, 21%, se encuentra en proceso de construcción con diferentes fases respectivamente (preliminar, estructura, obra negra, acabados, terminado).

“Vale resaltar que la construcción o las iniciaciones han tenido un comportamiento lento y que algunos proyectos se demoran más que otros en alcanzar su punto de equilibrio en ventas, lo que conlleva a aplazar cada vez más las fechas estimada de construcción y por ende de entrega del proyecto”, precisa Galindo.

A $9 millones el metro cuadrado

Para Jorge Mattos, presidente del Grupo Neos, el desarrollo de proyectos de vivienda de lujo empezó en 2006. Después este concepto se trasladó a las casas de campo y a la playa. En el caso específico de Cartagena se comenzó a reactivar la vivienda en la restauración de las casas de la Ciudad Vieja y en la construcción de edificios en las zonas de playa.

Hace dos años la empresa le apostó al desarrollo de un proyecto de 23 viviendas de lujo en Barú –de las cuales ya tiene vendidas 17 y que se entregará entre diciembre y febrero del 2015. En la Estancia del Mar el metro cuadrado ya construido tiene un costo aproximado de $9 millones y las áreas son de alrededor de 500 metros cuadrados. El conjunto cuenta con canchas de tenis, de volleyball, spa, restaurante, sede social, y kioskos en la playa para cada vivienda.

“Con la carretera que comunica a Cartagena con la Isla nos llamó la atención construir un proyecto de vivienda de lujo. A mi parecer el polo de desarrollo más grande que viene en la próxima década va a ser Barú, porque es una isla en el Caribe; tiene mar azul, playa blanca y a la Ciudad Amurallada al lado. Este es un lugar que estará al nivel de Santo Domingo, Punta Cana, en República Dominicana, y otras islas del caribe como San Martin, San Barths, e inclusive las Bahamas”, afirma Mattos.

El valor del metro cuadrado de tierra frente a la playa en Barú ronda los $300.000 – $350.000 y sobre la bahía de Barbacoas el precio está alrededor de los $200.000 – $250.000 el metro cuadrado. En Miami, por ejemplo, sobre la playa el pie cuadrado vale unos US$1.600 - US$1.700; y en Punta Cana, cerca de US$5.000 o más.

Igualmente, Mattos destaca que este proyecto tiene dos tipos de explotación: uno de vivienda permanente y otro de turística. Estancia del Mar está dirigido a empresarios que tienen su industria en la parte de Mamonal, y que les queda más fácil vivir en Barú con todas las comodidades o a aquellos que viven en Cartagena y que quieren pasar el fin de semana en una casa de descanso.

“El punto de desarrollo hotelero más grande a nivel de infraestructura turística se tiene que dar aquí. Por ejemplo, a través del Sena se están preparando a las personas de la región en temas de servicios hoteleros y turísticos. Con este tipo de proyectos le estamos abriendo un camino de desarrollo de buena categoría a la Isla”, concluye Mattos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?