| 8/31/2015 5:00:00 AM

Colombia es un mercado de crecimiento de dos dígitos para AIG

En servicios financieros, la expansión geográfica significa construir economías de escala y alcance para diversos tipos de productos. Pero a veces se prioriza la necesidad de desarrollar servicios para las necesidades locales. Ambos casos pueden incentivar la innovación.

En medio de la globalización, las empresas buscan apoyarse en la tecnología para la estandarización de procesos y productos pero las diferencias entre los marcos normativos representan en muchos casos impedimentos para lograrlo. Una de las industrias que vive entre esas circunstancias es la de seguros.

Jaime Calvo, Presidente para Colombia de AIG y líder para la zona Andina señala que “existen negocios o productos que no siempre llegan a segmentos muy importantes. Vemos muchas pequeñas empresas dónde nos preguntamos ¿están aseguradas? La mayoría no lo están y no porque no quieran sino que veces no llega una oferta que tenga el atractivo y la facilidad de contratación con las adecuadas herramientas tecnológicas”.

El directivo destaca que la entidad crece el doble por fuera de Bogotá de lo que lo hace en la capital del país. Colombia es uno de los países escogidos para un crecimiento más acelerado: mínimo de dos dígitos. Les han asignado el soporte para crecer en talento, tecnificación y plataformas, para sacar productos y tener la distribución de los mismos.

Como actor global, AIG ha construido una red en 130 países difícil de replicar para los competidores, donde a partir de una reglamentación armónica básica de los países trabajan con productos cada vez más especializados.

Uno de ellos y en el que son líderes en Colombia es la cobertura de riesgos ambientales. La preocupación por el medio ambiente, donde nuevos sectores y tecnologías requieren para sus operaciones cubrir emanación de gases, rupturas de tuberías, y  aquellos donde se presenten riesgos de contaminación a terceros o el medio ambiente llevaron a la entidad a usar su experiencia adquirida en la legislación de Estados Unidos. Ahora es posible y viable a los gobiernos exigir a las empresas tener una cobertura de costos ambientales.

Otro ejemplo es la cobertura a las sociedades administradoras de fondos de terceros, cuyo crecimiento y magnitud de negocio representa una oportunidad  y una necesidad. La aseguradora ofrece coberturas a esas entidades, sus directivos,  empleados y a sus diferentes fondos, frente a demandas o litigios derivados de la violación de una ley, un reglamento o una disposición regulatoria aplicable a los títulos valores, sea por error u omisión.

“Colombia estructura y gestiona cada vez más fondos pero los profesionales que lo hacen enfrentan múltiples riesgos no solo en su calidad como administradores de la sociedad sino también frente a los recursos de terceros. Lo deseable es tener disponible un seguro integral que cubra a la persona jurídica y la responsabilidad civil profesional de los empleados, de cara a los inversionistas” destaca Andrés Navas.

Por otro lado, basado en protocolos evaluados en otros países AIG mira el tamaño de recursos estructurados, en qué sectores se van a invertir los recursos, quienes son los inversionistas -nacionales o extranjeros y el tipo de legislación que les cubre, las políticas de control interno de la entidad, su gobierno corporativo y sus políticas de reclutamiento de personal antes de otorgar las pólizas.

Para las personas se han introducido los servicios de garantía extendida tras acordar con grandes superficies, almacenes de cadena, y empresas manufactureras extender las coberturas a ropa, muebles, uniformes, artículos personales además de las de electrodomésticos.  En esos seguros se incluye el daño accidental y el hurto calificado.

“Hay muchos seguros que la gente compraría y que se necesitan pero nadie los ofrece. Son buenos productos con primas muy pequeñas entonces el costo de intermediación y la comisión no da para ciertos canales. Pero en las grandes superficies con operación automática y basado en tecnología se puede lograr” resalta Jaime Calvo. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?