| 12/11/2013 12:00:00 PM

Plan para salvar sector papero

Fedepapa plantea crear una nueva línea de crédito al sistema productivo papa, donde se pueda financiar el 60% de los costos de producción por hectárea.

En las últimas horas Fedepapa envió una carta al Presidente de la República, Juan Manuel Santos, afirmando que las medidas de choque que tomó para afrontar la crisis de los agricultores han desorganizado la cadena natural del mercado del producto, se han deprimido los precios y no han llegado los beneficios a los productores.

Por tal motivo, Fedepapa envía dos propuestas con un plan integral de atención a la problemática actual con el fin de solicitar una revisión a las directrices y una re direcciones a esta política, que tiene en graves consecuencias a los productores.

Dentro del  documento detallado de la propuesta hay un programa de mejoramiento de la competitividad de pequeños y medianos productores de papa a través de transferencia de tecnología, la incentivación al uso de la semilla certificada, el sistema de información, establecimiento de centros asociativos para agregación de valor, acompañamiento de especialistas para el acceso al mercado, normas técnicas para la papa y el programa de estímulo al consumo.

Igualmente, se plantea crear una nueva línea de crédito al sistema productivo papa, donde se pueda financiar el 60% de los costos de producción por hectárea, que tenga un plazo máximo hasta de 24 meses, incentivos de 6 meses sin intereses, la forma de pago a 3 cuotas, que se permita los pagos anticipados al crédito y mantener la tasa de interés vigente para pequeños, medianos y grandes agricultores.

Con esto, el gremio plantea una solución integral  a cada problemática del proceso productivo papa en más de 55 municipios productores de los departamentos de Antioquia, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Nariño, Santanderes y Tolima.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?