| 9/4/2013 11:00:00 AM

Dicen que con un TLC todos ganan

No puede considerarse que el Ministerio de Comercio ha hecho una mala negociación porque hay conciencia de cuáles son los sectores más sensibles para el país.

Respecto al planteamiento que ha surgido de renegociar los Tratados de Libre Comercio vigentes, la posición de Proexport es que son acuerdos que al final han sido bien negociados, generando un ‘gana-gana’ para las partes.

Así lo señaló el vicepresidente de exportaciones de Proexport, Ricardo Vallejo, quien explica, además, que hasta ahora no se podría hablar de un impacto en algún sector porque “no nos van a llenar de productos de un momento a otro. La desgravación de aranceles es a largo plazo”.

Advierte desde Chicago, donde organiza una rueda de negocios, que las empresas, en lugar de esperar una renegociación, necesitan prepararse para lograr un beneficio de los TLC.

Vallejo señala que para eso son espacios como los dispuestos por Proexport, que promueve los productos colombianos en el exterior y orienta a los exportadores en el cómo aprovechar esos acuerdos comerciales vigentes. “En todas las ciudades del país hay centros de información de comercio exterior, donde cualquier empresario puede acceder, inclusive, indagando en las oportunidades de negocio que existen en los diferentes países”, dice el directivo de Proexport.

Por ejemplo, para el caso de Estados Unidos, los interesados podrían conocer en qué estados hay oportunidades con determinados productos. “Hay muchas oportunidades, debemos prepararnos, debemos estudiar el mercado, hay que hacer las adecuaciones”, señala el vicepresidente de exportaciones. “Es indudable que cuando hay un mayor número de consumidores a los cuales pueden llegar los empresarios colombianos, pues ya depende del exportador cómo va a acceder el mercado”, concluye Vallejo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?