| 10/16/2013 12:00:00 PM

La producción no despega

Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) para el período enero-agosto de 2013, continúan mostrando un difícil momento para la actividad manufacturera.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con Acicam, Acoplasticos, Andigraf, Anfalit, Camacol y la Cámara Colombiana del Libro, en lo corrido del año hasta agosto de 2013, comparado con el mismo período de 2012, la producción disminuyó -1.2%, las ventas totales aumentaron 0.3% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno crecieron 1.0%.

La utilización de la capacidad instalada en agosto de 2013 se situó en 76.3%, nivel ligeramente inferior al promedio histórico (76.4%).

Los indicadores de demanda (inventarios y pedidos), muestran signos encontrados en el mes de agosto.

De un lado, los pedidos mejoraron ya que el 86.7% de la producción los calificó como altos o normales, frente a un indicador de 79.4% en el mes inmediatamente anterior y de 85.8% hace un año. De otro lado, observamos un aumento de más de 10 puntos en la acumulación de inventarios.

En efecto, el porcentaje de la producción industrial que calificó sus inventarios como altos pasó de 21.6% en julio de 2013, a 35.9% en el mes agosto.

Lo anterior puede explicarse por el impacto de los paros, que dificultó la distribución del producto final; por una decisión de los empresarios previendo las ventas de fin de año o puede tratarse de una señal de alerta. De todas formas mantendremos un estrecho monitoreo de este indicador.

Así las cosas, la industria mantiene caídas en la producción, los inventarios aumentan y no logra despejarse el clima de negocios. Lo anterior se explica en buena parte por la coyuntura internacional, que se ha traducido en unos mercados menos dinámicos y más competidos, tanto internos como externos. Además, conviene recordar que, en el mes de agosto, a estos obstáculos se sumó el impacto de los paros nacionales.

Sin embargo, la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta realizada por la Andi destaca algunos aspectos favorables que reflejan la solidez de la economía colombiana y su capacidad para superar exitosamente las coyunturas internacionales adversas.

En todo caso, comienzan a percibirse algunos síntomas de mejoría: las ventas, de acuerdo con la EOIC, han venido pasando del terreno negativo al positivo; la utilización de la capacidad instalada se ha incrementado y los pedidos han reaccionado.

También resalta como positivo el hecho que cerca de la mitad de los industriales esté desarrollando o tenga previsto ejecutar proyectos de inversión productiva, orientados principalmente a modernización tecnológica, innovación y ensanche de las plantas.

Para los industriales, “ahora lo que necesitamos es generar unas condiciones favorables al crecimiento productivo que permitan que estos síntomas incipientes se consoliden y se dé una recuperación industrial”.

En ese sentido, se necesita, entonces una mayor celeridad en la ejecución de la inversión en infraestructura y vivienda; acompañada de un ágil desembolso en los créditos de Bancoldex; de acciones orientadas a reducir los costos de la energía y los costos logísticos, y, de una adecuada reglamentación de las medidas tributarias pendientes.

Además de estas medidas desde ya deben diseñarse otras acciones de corto plazo que contribuyan a mejorar el desempeño del aparato productivo. Se trata de medidas orientadas a reducir el costo país, de medidas sectoriales y de medidas regionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?