| 2/18/2015 9:20:00 AM

¿Injusticia con Ecopetrol?

Es bien cierto ese dicho popular que reza: ¡Al caído, caerle! Y justo ahora aplica para Ecopetrol, una empresa que sacó adelante a la economía colombiana y que ahora se volvió “el coco” para el mercado y para la opinión pública.

A los mercados financieros y bursátiles les habíamos advertido desde hace meses la necesidad de buscar otras ideas de “trading” ante la exagerada exposición en activos petroleros que existía en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Sin embargo, la propuesta se convirtió en destrozar a la empresa, tanto en los precios de mercado como ante la opinión pública. Hasta su presidente, Javier Gutiérrez Pemberthy, salió a pagar cuentas que no les corresponden como, por ejemplo, la caída en los ingresos petroleros como consecuencia de los bajos precios internacionales del crudo.

Se suma ahora el escándalo mediático por la investigación que busca establecer la responsabilidad de funcionarios de la petrolera estatal en el supuesto pago de sobornos por parte de PetroTiger.

Un tema que ya había sido denunciado por la propia empresa, pero que ahora se ventila de nuevo en medio de uno de los panoramas más oscuros para sus finanzas y su imagen en los últimos años.

El Gobierno ya ha advertido que los ingresos de Ecopetrol van a sufrir un fuerte descenso en 2015 y, especialmente, en 2016 debido al desplome del precio del barril de crudo con respecto a los pronósticos iniciales. A esa realidad de menores ingresos totales, es necesario agregarle que la empresa estatal no ha logrado un gran hallazgo que le permita aumentar el número de años de sus reservas petroleras.

Hay otro aspecto que no se tiene en cuenta muy a menudo. Los sueldos, prestaciones y privilegios de los empleados y pensionados de Ecopetrol son millonarios. Por ahora, la empresa es boyante para pagar los estudios y otros aspectos para las familias e hijos de sus trabajadoras, pero esa situación podría afectar las finanzas futuras de la compañía.

Guardando las proporciones y sin hacer comparaciones odiosas, es un caso parecido al de la estatal petrolera de Brasil, Petrobras, que se vio en medio de un escándalo de corrupción que le costó la cabeza a varios de sus directivos y miles de millones de dólares en los mercados a sus accionistas.

Era una realidad prever que las acciones de las petroleras podrían tener problemas en los mercados mundiales, pero, antes del descalabro de los precios del barril de crudo, su principal problema era la falta de grandes hallazgos en suelo colombiano. Tanto Ecopetrol como la canadiense Pacific Rubiales han anunciado a todo volumen éxitos exploratorios en Estados Unidos y Brasil, pero en Colombia, nada por ahora. Canacol Energy se está concentrando en conseguir gas y lo está logrando gracias a contratos que ya tiene firmados con buenos precios a largo plazo.

El reto que se le viene encima al nuevo presidente de Ecopetrol será defender a la empresa, de la que todavía miles de colombianos son accionistas, además de lograr mejores logros exploratorios y recobrar la imagen de la compañía líder en las finanzas públicas y en el mercado local de valores.

Una de sus misiones será garantizar la independencia y la solidez de sus planes futuros luego de la renuncia de Gutiérrez, a quien, injustamente algunos sectores le han cobrado la situación actual de la empresa provocada, en su mayoría, por factores externos.


* Con información suministrada por Valora Inversiones
 info@valorainversiones.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?