| 12/16/2015 12:05:00 AM

Cuatro razones por las que los emprendedores colombianos fracasan en el intento

A pesar de que en Colombia se han tomado una serie de medidas para mejorar el clima de negocios y proteger a los empresarios jóvenes, solo el 23% de los emprendimientos ‘criollos’ sobrevive al cuarto año de operaciones, mientras que en Estados Unidos ese indicador llega al 50%.

La innovación y el emprendimiento se  han convertido en los conceptos de moda en los últimos años en Colombia, sin embargo, aún quedan grandes desafíos por resolver para consolidar un ecosistema competitivo frente a los demás países de América Latina.

Así lo evidenció la más reciente investigación de la Universidad del Rosario, Fundación Bavaria y el Grupo Sura, en la se explica que el 65% de los colombianos tiene el potencial para convertirse en emprendedor.  El informe detalla que el 33% de los emprendedores del país son hombres y el 67% mujeres. Del total, el 44,1% terminó una carrera universitaria, el 4,6 es bachiller y solo el 1,2% tiene un doctorado. 

El principal apartado del análisis es una encuesta en la que se estableció que uno de los factores por los que que fracasan los emprendimientos en Colombia es el déficit financiero (22,9%), seguido por los problemas organizacionales (19,9%), de mercadeo (17%), de recursos humanos (14,4%), de entorno (13,6%), entre otros. 

Insuficiencia de ingresos propios para subsistir (21,9%), pero también las barreras para acceder a la financiación (18,8%), exceso de gastos (17%), retraso de los pagos de los clientes (15%), problemas con los créditos de los proveedores (14%) y mala administración del dinero (13,3%), son los detonantes del déficit financiero de las empresas en el país. 

En cuanto a los problemas organizaciones destacan las fallas en ejecución (17,1%), planeación (14,7%), falta de indicadores de gestión (14,5%)  y los conflictos entre accionistas (12,6%). Mientras que en el campo de la mercadotecnia lo más frecuente es la mala promoción de la publicidad y los puntos de venta inadecuados, ambos con 17,5%. 

La gestión del capital humano no deja de ser problemático, ya que el 26,2% de los encuestados manifestó que sus organizaciones no contaban con el suficiente desarrollo de su personal, el 23,4% reportó problemas con las compensaciones y el 18,5% falta de selección adecuada. 

Y aunque Colombia avanzó 19 puestos en la clasificación ‘Doing Business’ entre 2014 y 2015 (se sitúo en la casilla número 34 entre 189 economías evaluadas), aún quedan muchos aspectos por mejorar. Entre ellos, sobresalen los procedimientos para poner en marcha un negocio (casilla 84) y pagar impuestos (146). 

Los emprendedores encuestados, por ejemplo, coincidieron en que uno de sus mayores temores en materia de clima empresarial es una crisis económica y/o política (21,1%), problemas con proveedores o contratistas (16%), la entrada de un competidor fuerte (12,6) o el cambio repentino de los gustos de los clientes  (12,1%). 

¿La falta de dinero limita la innovación?

“Aunque la percepción de los encuestados es que no hay suficiente apoyo, en Colombia se han generado diversas iniciativas para el financiamiento de emprendimientos”, precisa el informe, al nombrar el caso de iNNpulsa (la unidad del Gobierno que apoya el crecimiento empresarial extraodinario). 

Sin embargo las acciones del Gobierno se quedan cortas frente a los requerimientos de los emprendedores, o así lo demuestra la encuesta aplicada a unos 324 emprendedores colombianos, ya que el 82,7% contestó que había fondeado sus negocios con recursos propios, de amigos o familiares. 

La rentabilidad de las empresas jóvenes o ‘startup’ es uno de los factores que más preocupa,  pues el  56,2% de ellas no vendió más de $50 millones anuales y el 5,9% no logró superar la barrera de los $100. 

Se considera que un emprendimiento fracasa cuando involuntariamente no puede generar flujos de caja por sí mismo –tampoco a través de financiamiento–, lo cual implica un declive de la inversión”, detalla la investigación. Y agrega que el 64,8% de los emprendimientos que fracasaron en Colombia pertenecen al sector servicios y el 24,8% al de alimentos y bebidas. 

Finalmente se explica que la apertura a nuevas experiencias, así como la motivación, estabilidad emocional, el autocontrol y la amabilidad, son algunos de los factores que determinan el éxito de un negocio nuevo.  “Estudios realizados a emprendedores exitosos han evidenciado que estas personas se caracterizan porque no le temen al riesgo ni sopesan las consecuencias de la misma manera que otras personas, tienen problemas para imaginar el fracaso y no les importa lo que se piensa de ellos”, concluye.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?