| 2/10/2015 3:30:00 PM

Pliego de cargos a ex directivos de la San Martín

Según estableció la Supersociedades, Mariano Antonio Alvear Sofan, Martín Eduardo Alvear y José Santiago Alvear Orozco, poseen más del 50% del capital social de cinco sociedades, hecho que no reportaron como lo exige el Código de Comercio.

Con base en la normatividad dispuesta en los artículos 260 y 261 del Código de Comercio y 28 de la Ley 222 de 1995, y las pruebas incorporadas a la investigación que se adelanta contra los propietarios de la Fundación San Martín se presume que estos (Mariano Antonio Alvear Sofan, Martín Eduardo Alvear Orozco y José Santiago Alvear Orozco) ostentan la calidad de controlantes conjuntos de cinco sociedades que sometió a control la Supersociedades el pasado 8 de enero.

La entidad de vigilancia y control observó “la existencia de objetos sociales complementarios, operaciones entre las sociedades y reconocimiento público como grupo empresarial, situaciones que evidencian que además del control conjunto, existe unidad de propósito y dirección”.

Las citadas personas naturales directa o indirectamente poseen más del 50% del capital social de las siguientes sociedades:




Por lo anterior, y de constatarse el incumplimiento de las obligaciones señaladas en los artículos 30 y 35 de la Ley 222 de 1995, la Supersocieades podrá imponer multas hasta por doscientos salarios mínimos legales mensuales vigentes (200 SMMLV), de conformidad con lo estipulado en los artículos 30 y 86 numeral 3º de la Ley 222 de 1995.

Ante la formulación de pliego de cargos, los presuntos controlantes podrán presentar descargos y pruebas y/o solicitar aquellas que consideren conducentes, pertinentes y eficaces, por un término de quince (15) días hábiles siguientes a la notificación de la resolución.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?