| 1/30/2015 7:00:00 AM

Textilera colombiana abrirá planta en Ecuador

Artextil es una compañía antioqueña que se dedica a estampar y teñir telas que se encuentran en su estado más básico. Con una inversión, hasta el momento, de US$3,5 millones en marzo prenderá motores una nueva planta ubicada en Quito.

Las restricciones arancelarias a los productos exportados desde Colombia a Ecuador tienen en ascuas y con dolor de cabeza a muchos empresarios del sector textil. Sin embargo, como si hubiera tenido una bola de cristal, una compañía familiar colombiana con sede en Itagüí (Antioquia), se adelantó a la situación actual de salvaguardias y decidió hace unos años establecer una planta de producción en el país vecino.

“Muchos clientes en Ecuador empezaron a buscarnos desde hace cuatro años. Nos decían: ‘vengan, monten una empresa que acá no hay’. Decidimos hacerlo y hace tres años empezamos el montaje, pero pasó ese intento de golpe de estado a Rafael Correa y nos tocó retrasar el proyecto dos años”, cuenta Carlos Andrés Aristizábal, gerente general.

Artextil tiene 34 años de existencia en el mercado y emplea a unas 300 personas. Su negocio consiste en la transformación de bases textiles, es decir, coger telas en su estado más básico y de acuerdo con las necesidades del mercado -en tiempos muy cortos, en cantidades muy flexibles y con un alto grado de innovación-, estamparlas, teñirlas y realizar el proceso de acabado.

En enero del año pasado decidieron retomar el proyecto y poner el acelerador a fondo. “Veíamos en Ecuador un mercado con mucha protección, con unas barreras técnicas y unos cupos ya muy definidos de importación de productos y se veía venir algún tipo salvaguardias”, explica Aristizábal.

La fábrica está prácticamente lista y se abrirá el 20 de marzo de 2015 en una primera etapa en la que se encargará de la estampación. Para el segundo semestre del año, iniciarán con el proceso de tintorería y en el año 2016, pondrán en marcha los procesos de acabados. Se procesarán alrededor de 400.000 metros mensuales en estampación y 200.000 toneladas en tintorería.

“Nos cayó como anillo al dedo el tema de la salvaguardia porque Ecuador tiene una vocación textil bien importante, pero no tiene empresas que vayan al ritmo de la moda como pasa en Colombia y Artextil está acostumbrado a eso. Entonces vamos a llevar todo el conocimiento en el manejo de la moda y definitivamente, allá se va a dinamizar todo lo que es el tema de producción interna, debido a todas estas barreras técnicas, de cupos y de salvaguardias”, expresó el gerente general.

Hasta el momento las inversiones en la planta suman US$3,5 millones y al final de todo el proyecto, para el primer semestre del año entrante, serán alrededor de US$5 millones de dólares.

La planta está localizada en Quito, en el Cantón de Rumiñahui y atenderá todo el mercado nacional: Guayaquil, Cuenca, Ambato, Atuntaqui y Quito. “Llevamos mano de obra colombiana: se van a vivir unas 6 personas de Colombia allá y el resto será mano de obra ecuatoriana. Vamos a tener alrededor de 50 empleados en esta primera etapa y cuando esté a la capacidad total creemos que será alrededor de unos 100-120 trabajadores”, le contó Aristizábal a Dinero.

Artextil viene a un ritmo de crecimiento sostenido de 2 dígitos durante los últimos cinco años, y con la nueva planta espera incrementar sus ventas un 13% La meta para este año es facturar $49.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?