| 5/12/2014 5:00:00 PM

Cae otra pirámide

Según informó la Superintendencia de Sociedades, existen hechos objetivos y notorios de que Emgoldex captaba masiva e ilegalmente recursos del público y ofrecía rendimientos superiores al 600% en periodos inferiores a un mes.

La Supersociedades ordenó la suspensión inmediata de las operaciones de la empresa extranjera en Colombia y su intervención mediante la toma de posesión de los bienes, haberes, negocios y patrimonio de la firma y de sus promotores en Colombia: Alejandro Morales Pérez, Gerardo Antonio García Granobles, Deladier Payares Cuadros, Gissell Cuevas Sayas y Rafael Enrique Pérez Ballen.

El ente regulador advirtió que los rendimientos ofrecidos por Emgoldex no provienen del crecimiento del precio del oro, el cual ha presentado importantes reducciones en los últimos meses, sino de una clásica estructura piramidal que solo genera ingresos en la medida en que se vinculan a la misma nuevos participantes.

“Quienes promuevan o promocionen por cualquier medio esquemas que resulten en la captación masiva y habitual de recursos del público sin autorización legal serán responsables penal y civilmente por sus actuaciones”, reiteró el superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez Cabrera.

Igualmente, la Supersociedades exigió a las entidades financieras la congelación inmediata de los depósitos, inversiones, derechos fiduciarios, participaciones en carteras colectivas y demás derechos de los cuales sean titulares o beneficiarios los intervenidos.

La entidad también le solicitó a la Unidad de Delitos Informáticos de la Dijin cancelar todos los accesos a las páginas web que anuncian a Emgoldex, así como bloquear cualquier pago o transferencia que se realice desde Colombia hacia cualquier parte del mundo y a favor de dicho beneficiario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?