| 5/2/2014 5:20:00 PM

AstraZeneca rechaza oferta de compra de Pfizer

La junta directiva de la farmacéutica británica AstraZeneca rechazó una tercera oferta de adquisición por parte de Pfizer —por un valor de US$106.000 millones-, horas después de que ésta elevara su propuesta, describiéndola como inadecuada.

La multinacional estadounidense Pfizer, fabricante de Viagra, ofreció un pago de 50 libras (84 dólares) por acción en efectivo y títulos, un aumento de 7,3% respecto a su propuesta anterior.

El acuerdo había sido la adquisición más grande de una empresa británica en la historia.

La junta de AstraZeneca respondió rápidamente a través de un comunicado diciendo que los términos eran inadecuados y que subvaluaban sustancialmente a la compañía. La empresa anglo-sueca dijo que la "fuente" de nuevos fármacos que está desarrollando se vería afectada por una compra y sus posibles consecuencias. "La propuesta de Pfizer diluiría drásticamente la exposición de los accionistas de AstraZeneca a nuestra única fuente de ingreso y generaría riesgos en torno a sus entregas", dijo. "Por eso, la junta no duda en rechazar la propuesta".

La oferta hecha el viernes temprano fue la tercera presentada este año y se presenta en un entorno de fusiones y adquisiciones dentro de la industria farmacéutica, la cual está actuando para consolidar ganancias en momentos en que están expirando las patentes de algunos de los productos que generan más ganancias. Además de proporcionarle acceso a una gama de activos prometedores, particularmente en inmunología y oncología, los analistas creen que el acuerdo proporcionaría a Pfizer ventajas fiscales. "Existe un fundamento estratégico, financiero y de negocios para combinar nuestras empresas, con beneficios significativos para los accionistas y partes implicadas en ambas compañías", dijo el director ejecutivo de Pfizer Ian Read en un comunicado anunciando la oferta.

Sin embargo, el movimiento rápidamente se volvió político en Gran Bretaña. Los críticos de la fusión temen que ésta signifique una enorme pérdida de empleos y una potencial pérdida de estatus en el sector científico del país.

Consciente de las preocupaciones, Pfizer envió una carta al primer ministro británico David Cameron en la que prometía mantener la sede corporativa y fiscal de la empresa en Inglaterra. Afirmó que "el triángulo dorado de Oxford, Cambridge y Londres" —donde se realiza buena parte de la investigación científica de Inglaterra, es parte sustancial del trato.

Cameron respondió pocas horas después, declarando que aunque el gobierno considera que la potencial oferta de adquisición es un asunto que compete a las juntas directivas de ambas compañías, el gobierno "estaba determinado a asegurar grandes empleos británicos en ciencia, investigación y manufactura en el sector de las ciencias de la vida". "El gobierno analizará estas propuestas cuidadosamente para determinar si ofrecen protección suficiente a nuestras prioridades", dijo Cameron. Leif Johansson, presidente de AstraZeneca, dijo que la empresa anglo-sueca continúa haciendo importantes inversiones en investigación, desarrollo y producción en Reino Unido, Suecia y Estados Unidos.


Ap/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?