| 12/14/2015 10:35:00 AM

Peñalosa no ha pedido relevo en presidencia de EEB

Vender activos no estratégicos como sus acciones en ISA e Isagen es una de las formas en que la Empresa de Energía de Bogotá puede ajustar su estrategia si así lo decide el nuevo gobierno de la ciudad. Por ahora no se ha sugerido un relevo en la presidencia.

Hasta el momento el alcalde electo de Bogotá, Enrique Peñaloaa, no ha pedido relevo en la presidencia de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), de acuerdo con el actual presidente de la firma Ricardo Roa. Roa tiene contrato hasta septiembre de 2018 pero esto podría ser modificado.

La compañía termina los cuatro años de gobierno de Gustavo Petro en Bogotá con un crecimiento de 60% en sus ingresos y la posibilidad de generar dividendos por US$1.738 millones en los próximos años.

Tenemos "una estrategia sólida de crecimiento y expansión. En la medida en que la nueva administación decida cambiarla, la empresa tiene cómo crecer y deshacerse de activos no estratégicos"

Entre los activos de los que puede salir la colombiana está su participación en Isagen e Isa. De acuerdo con un estudio contratado por EEB el foco de los negocios en el país debe ser el transporte de energía y gas.

EEB tiene actividades en Guatemala, Perú y Brasil. En este último compró participación en cuatro líneas de transmisión eléctrica que le representan hasta ahora dividendos por US$9 millones.

EEB lanzó este lunes su programa de formación de liquidez de la mano con Credicorp Capital. La entidad financiera saldrá al mercado a vender y comprar acciones la mayor parte del tiempo lo que podría mejorar la liquidez de las acciones y reducir la brecha entre precios de oferta y demanda. Hacia adelante esto podría contribuir a que EEB permanezca en el Colcap o que entre a índices internacionales, de acuerdo con sus directivas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?