| 6/4/2014 4:31:00 PM

Pemex sale de las acciones de Repsol

Tras más de 25 años como accionista de Repsol, Pemex vendió a inversores un 7,86% de acciones -del 9,3% que poseía de la petrolera española- por 2.092 millones de euros.

La petrolera estatal mexicana Pemex explicó el miércoles que la decisión de vender casi todas sus acciones del grupo español Repsol se debe a su baja rentabilidad y a diferencias con la administración.

La decisión "obedece a la baja rentabilidad de las acciones obtenida por la actual administración frente a otras petroleras, a nuestras diferencias con sus prácticas de gobierno corporativo", de acuerdo con un comunicado leído a medios por el director de Pemex, Emilio Lozoya. Otra razón es que "no se materializaron los beneficios mutuos que Pemex esperaba de la alianza industrial firmada con Repsol hace más de dos años", afirmó el ejecutivo.

La venta se realizó por debajo del valor del mercado, unos 2.200 millones de euros, que tenía la acción de Repsol al cierre de la Bolsa de Madrid el martes (20,865 euros). La salida a la venta de las acciones había sido anunciada el martes por Repsol en una operación que, según Madrid, no afecta a las relaciones entre España y México. La venta se llevó a cabo a pocos días de una visita del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a Madrid, donde está prevista una reunión a inicios de la próxima semana con el jefe de gobierno Mariano Rajoy. Pemex subrayó que su decisión no es un tema de la agenda bilateral de los gobiernos.

Una difícil relación
Las relaciones entre Repsol y Petróleos Mexicanos (Pemex), que reclamaba más poder de decisión, se habían deteriorado en los últimos meses. El propio Lozoya había proferido duras críticas contra el presidente de Repsol, Antonio Brufau, por su gestión del conflicto con Argentina tras la nacionalización en 2012 del 51% de sus acciones en la petrolera YPF. "Ni México ni Pemex forman parte del plan de negocios de Repsol presentado por su actual administración en la última junta de accionistas" de marzo", recalcó Lozoya. "Ello evidencia su falta de interés en los fundamentos sobre las cuales se forma esta alianza", lamentó.

Según Lozoya, la participación que ha tenido Pemex desde hace 35 años en la petrolera española Petronor y en Repsol le ha supuesto "una plusvalía de más de 900 millones de dolares". El ejecutivo también subrayó que su empresa "seguirá abierta a concertar alianzas a nivel global que sean rentables y que conlleven a un beneficio financiero o tecnológico".

A inicios de mayo, el Ministerio de Energía mexicano reconoció que Pemex estaba analizando la venta de su participación en Repsol.

Pemex explicó este miércoles que la venta se enmarca en el nuevo entorno en el que operará en México a partir de la aprobación de las normas que regularán una controvertida reforma constitucional energética vigente desde diciembre. Esta reforma abre las puertas del sector petrolero -que estuvo monopolizado por Pemex los últimos 75 años- a la participación de empresas privadas nacionales y extranjeras.

Ante esa nueva situación "se considera que la desinversión de la posición accionaria en Repsol permitirá una mejor asignación de recursos financieros en proyectos e inversiones con mejores expectativas de rentabilidad y de generación de valor económico para México", dijo Pemex. La normativa de la reforma podría ser discutida por el Congreso en un periodo extraordinario que se abriría este mes de junio.

La oposición de izquierda se opone a la reforma porque cree que su objetivo es entregar la mayoría de los beneficios del petróleo, que son claves para el presupuesto público mexicano, al sector privado. En cambio, el gobierno defiende que la legislación es imprescindible para reimpulsar la producción petrolera, que ha sufrido una fuerte caída en la última década.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?