| 9/20/2012 7:00:00 AM

Para Pacific, no hay millón de barriles a la vista

El vicepresidente de Asuntos Corporativos de la compañía, Federico Restrepo, reconoció que el país ha retrocedido en su intento por alcanzar este nivel de producción.

Es evidente que la producción de crudo en Colombia va como el cangrejo: no ha podido volver al récord de 965.000 barriles diarios que marcó en noviembre del año pasado, y mes tras mes sigue disminuyendo.

Esto tiene varias explicaciones, que van desde los constantes ataques contra la infraestructura petrolera, hasta la demora en licencias ambientales que han tenido que soportar las compañías productoras.

Es por eso que la esquiva meta del millón de barriles por día cada vez está más lejos, y lo reconoce hasta Pacific Rubiales, la segunda mayor productora del país después de Ecopetrol.

El vicepresidente de Asuntos Corporativos de la empresa canadiense dijo que la meta es trabajar en encontrar más recursos y en implementar todas las tecnologías que puedan incrementar las reservas, como por ejemplo el proyecto Star que está en pruebas.

“Infortunadamente nos hemos retirado del millón. Colombia es un país que tiene un potencial para poder llegar, pero íbamos con un buen ritmo, íbamos acercándonos, pero por determinadas circunstancias nos hemos retirado”, dijo.

Pacific Rubiales Energy es la segunda productora nacional de petróleo y tiene una meta de llegar a 290.000 barriles por día.

“Los permisos ambientales eran los que inicialmente impedían cumplir esa meta, pero ya la ANLA ha ido evacuando solicitudes y creemos que la podemos cumplir”, aseguró.

A comienzos de este año, Pacific tenía 33 solicitudes ante la autoridad ambiental y ahora solo tiene 12 pendientes.

Este año, la compañía completará inversiones por cerca de US$1.200 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?