| 2/3/2015 10:00:00 AM

Se reorganiza el Parque Agropecuario de la Sabana

La decisión proferida por la Superintendencia de Sociedades busca la recuperación y conservación de la empresa como fuente generadora de empleo.

La Superintendencia de Sociedades confirmó este la reforma al acuerdo de reorganización de la sociedad Parque Agropecuario de la Sabana S.A.

La reforma del acuerdo fue aprobada por el 94,8 por ciento de los acreedores, según consta en los documentos radicados en la Delegatura de Procedimientos de la Insolvencia.

El acuerdo contempla que los acreedores a los que se les adeuda menos de 500 millones de pesos, recibirán sus pagos a más tardar a finales de febrero de este año.

Por su parte, los acreedores con créditos superiores a 500 millones de pesos, recibirán sus pagos a más tardar a finales de diciembre de 2016.

El acuerdo también contempla el uso de boletería, interactividades, productos y servicios que serían prestados hasta el 30 de junio de 2015 y por un valor que ascienda al saldo de la obligación o a parte de este.

Con la anterior decisión se busca la conservación de la empresa como unidad de explotación económica y fuente generadora de empleo, explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Los más recientes informes registrados por la sociedad muestran que al 30 de septiembre de 2014 la sociedad Parque Agropecuario de la Sabana s.a. reportó un nivel de activos de 32.978 millones de pesos, unos pasivos del orden de los 19.867 y un patrimonio superior a los 13.111 millones de pesos.

De igual forma, al cierre de septiembre de 2014 la sociedad reportó unos ingresos del orden de los 4.708 millones de pesos y una utilidad operacional de 462millones de pesos

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?