| 2/5/2014 10:00:00 AM

Hallazgo de Pacific Rubiales en Perú

Optimismo en la compañía por los hallazgos anunciados, los cuales insinúan un gran potencial para la producción de crudo.

La dirección de Pacific Rubiales anunció los resultados de pruebas del pozo Los Ángeles-1X ubicado en el Bloque 131 y actualizó información del Bloque 126, ambos ubicados en la Cuenca Ucayali en Perú.

La compañía participa en ambos bloques en virtud de la adquisición de Petrominerales, que culminó a finales de 2013.

Ronald Pantin, Chief Executive Officer de la Compañía, comentó: “La Compañía está muy entusiasmada por los resultados de las pruebas en el pozo Los Ángeles 1X en el Bloque 131, y espera adelantar este descubrimiento junto con el descubrimiento de crudo previo del Sheshea-1X en el Bloque 126 mediante una fase de evaluación y con su desarrollo futuro. Estos descubrimientos de crudo liviano nos brindan confianza en el potencial de las cuencas poco exploradas en tierra firme en Perú.”

Bloque 131

Pacific Rubiales, a través de su subsidiaria Pan Andean Resources, sucursal del Perú, mantiene una participación del 30% en el Bloque 131 en ese país, operado por Cepsa Perú S.A.

La compañía completó como operación conjunta con Cepsa Perú S.A. la tercera fase de exploración en el bloque. El operador asumió el ciento por ciento de los costos del pozo y retendrá el 70% restante del interés de participación en el bloque.

El crudo producido fue trasportado mediante carro-tanques y vendido a la refinería cercana de Pulcallpa en Perú. El operador ha solicitado una prueba inicial de producción de 30 días para entender mejor el mecanismo de impulso del yacimiento a ser seguida por prueba extensa de producción que comenzará a mediados del 2014, sujeta a obtener las aprobaciones gubernamentales correspondientes.

Ambas empresas están evaluando estrategias de desarrollo y mercadeo de crudo para el bloque.

Bloque 126

El pozo exploratorio Sheshea-1X fue perforado a una profundidad total de 8.925 pies a finales de 2012 y probó 1.430 bbl/d de crudo liviano de 53° API sin agua, de una zona perforada de diez pies en la formación Chonta de edad Cretácea.

La Compañía tiene una participación del ciento por ciento en el Bloque 126 y es operador del mismo, y recientemente solicitó dos Estudios de Impacto Ambiental (“EIA”) para poder llevar el descubrimiento a una fase de evaluación seguida por el desarrollo esperado del descubrimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?