| 5/5/2015 5:00:00 AM

Alfa compraría Pacific por US$4.974 millones

La compañía mexicana había iniciado un proceso de adquisición de acciones de la petrolera canadiense desde agosto de 2014. Actualmente tiene el control sobre el 19% de las acciones.

El conglomerado mexicano Alfa, uno de los mayores del país, y la estadounidense Harbour Energy acordaron la compra de la canadiense Pacific Rubiales Energy por 6,000 millones de dólares canadienses (4,974 millones de dólares estadounidenses), incluyendo deuda, dijo este martes una fuente cercana a la operación.

Alfa y Harbour Energy acordaron pagar alrededor de seis dólares canadienses por acción de Pacific Rubiales y cada uno tendrá la mitad de la compañía, dijo la fuente, que pidió no ser identificada porque el acuerdo aún no es público.

Los representantes de las empresas no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

Alfa, que opera a la petroquímica Alpek, a la productora de autopartes Nemak, a Sigma Alimentos, a la telefónica Alestra y a la firma de energía Newpek, adquirió el año pasado un 19% de Pacific Rubiales, cuyas acciones se han desplomado de la mano de los precios del petróleo.

Las acciones de Pacific subieron este martes 3.43%, a 4.83 dólares canadienses.

Harbour Energy fue creada en julio del año pasado por las compañías Noble Group (cadenas de suministro) y EIG Global Energy (inversiones privadas en energía e infraestructura), esta última encargada de supervisar las adquisiciones..

Alfa, que opera en 24 países y emplea a más de 70,000 personas, tuvo en 2014 ingresos por 229,2262 millones de pesos, con una pérdida neta consolidada de 1,129 millones.

Dinero se puso en contacto con Luis Pacheco, Vicepresidente de Planeación de Pacific Rubiales, quien manifestó que desconoce si existe algún acuerdo entre las partes dado que no se encuenta en el país.

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?