| 7/11/2013 12:00:00 PM

Pacific espera su ‘licencia para crecer’

Las audiencias públicas ambientales relacionadas con la licencia ambiental global de exploración y desarrollo para el bloque CPE-6 de la Compañía están previstas para agosto.

Aunque la propia petrolera anunció en un balance previo a la publicación de sus estados financieros que los últimos tres meses constituyeron otro trimestre robusto de desempeño en sus operaciones, también reconoció que el impacto más inmediato para ella está relacionado con la aprobación de su licencia ambiental global de exploración y desarrollo para el bloque CPE-6 in la Cuenca de Los Llanos Sur, que está ubicada al sureste de los campos Rubiales y Quifa.

Y es que la ANLA ha fijado audiencias públicas locales para principios de agosto, que es cuando la compañía espera recibir la aprobación de la licencia dentro de las tres a seis semanas siguientes a la fecha en que tengan lugar las audiencias públicas.

“Reconocemos los esfuerzos de la ANLA para mejorar y agilizar el proceso para la obtención de las licencias ambientales para productores de hidrocarburos en Colombia y esperamos continuar trabajando con ellos en el futuro”, señala el comunicado enviado a la Superintendencia Financiera, al tiempo que reitera que “a principios de julio la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (“ANLA”) anunció la implementación de un proceso de otorgamiento de licencias ambientales simplificado para los operadores de petróleo y gas en Colombia, el cual esperamos este operando a finales de julio. Consideramos que lo anterior mejorará el proceso de otorgamiento de obtención de licencias ambientales para nuestras operaciones en Colombia”.

Dentro de las acciones destacadas en el trimestre, la petrolera informó que la actividad de pozos exploratorios incluyó la perforación de cuatro pozos que resultaron en el descubrimiento de crudo costa afuera en Brasil anteriormente anunciado y en un descubrimiento de gas natural/condensado en Colombia. Además del pronunciamiento en junio, donde la compañía anunció un incremento de 50% a su dividendo en efectivo trimestral de US$ 0,110 por acción común a US$ 0,165 por acción común.

“Esperamos que la producción neta después de regalías reportada del segundo trimestre esté a niveles similares a aquellos del trimestre anterior (un incremento de aproximadamente 38% para el mismo periodo hace un año), y haciendo todos los ajustes para los volúmenes adicionales del arbitraje PAP de Quifa SO (aproximadamente 2.6 Mbbl/d), los cuales a partir del segundo trimestre, se están pagando ciento por ciento en especie, en el campo.

Sobre el semestre que queda en el año, la petrolera confía que los costos de producción deberían reducirse significativamente como resultado de la entrada en operación de la nueva línea de transmisión de energía Petroelectrica de los Llanos (“PEL”) (100% propiedad de Pacific Rubiales) la cual conectará los campos Rubiales y Quifa SO con el sistema de conexión eléctrica de Colombia, suministrando energía más económica para energizar las operaciones de los campos.

Durante el segundo trimestre, el 81% de la construcción de las 540 torres necesarias para el proyecto fueron completadas. Todos los equipos necesarios están en su lugar y se espera que el proyecto culmine e inicien las operaciones en el tercer trimestre de 2013.

“Se espera obtener reducciones de costos en la producción incremental de barriles en los campos Rubiales y Quifa SO provenientes del proyecto de riego de agua actualmente en ejecución, donde el agua producida será tratada mediante instalaciones de osmosis reversa y utilizada para actividades agroforestales en lugar de ser reinyectada. La irrigación de agua se utilizará para manejar la mayoría de incremento de producción de agua esperado en el futuro de estos campos. El proyecto de irrigación de agua está previsto para comenzar durante en el cuarto trimestre de 2013.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?