| 2/26/2015 7:00:00 AM

Oro ecológico colombiano en las grandes ligas de Europa

En medio de tantas polémicas sobre la minería, tanto artesanal como a gran escala y sus impactos medioambientales, Colombia lidera una iniciativa de alcance global en la que la minería cobra otro sentido.

La joyería suiza de lujo Chopard, la firma francesa de marcas de alta gama Kering, en Europa; y en Estados Unidos, Hoover & Strong -una refinadora y manufacturera de metales preciosos amigable con el medio ambiente- son los compradores del oro ecológico que se produce en Colombia.

¿Cómo lograron llegar a estos mercados? Todo comenzó en el año 2004, cuando en el departamento del Chocó nació la Alianza por la Minería Responsable (AMR), una iniciativa que trabaja por el desarrollo sostenible de la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (Mape) a través de una red a nivel mundial de expertos y aliados.

“Nacemos con el mandato de crear un sistema de certificación en Fairmined (Minería Justa) aplicable a la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (Mape) de oro que se ajustara a distintos ecosistemas y realidades de mineros, produciendo en condiciones sociales, políticas y ambientales muy diversas”, cuenta Lina Villa, directora ejecutiva de AMR.

En este momento trabajan en ocho países productores de oro. En América Latina están en Colombia, Perú y Bolivia; en África en Malí, Burkina Faso y Senegal; y en Asia, en Mongolia. Este último país recibió recientemente su certificación en minería justa. La ONG Xamodx, -apoyada por el Proyecto de Minería Artesanal Sostenible (SAM, por sus siglas en inglés) de la Agencia Suiza de Cooperación para el Desarrollo (SDC) en Mongolia-, después de cuatro años de trabajo se convirtió en una de las cuatro organizaciones con Certificación de Minería Justa Fairmined en el mundo y la primera de su tipo en Mongolia.

Las otras tres minas certificadas son la Cooperativa Multiactiva Agrominera del Municipio de Íquira (Huila), que se certificó el año pasado; la Comunidad Aurífera Relave S.A (Aurelsa) y Sotrami S.A., ambas ubicadas en Perú. Actualmente hay 25 organizaciones que están trabajando para lograr la certificación.

¿En qué se certifican? La minería justa busca mejorar las prácticas mineras y revertir impactos que en una minería mal hecha puede detener la actividad en el territorio. En contraprestación por el esfuerzo de hacer las cosas bien, el mercado paga un precio mayor por el oro ecológico.

La certificación tiene cuatro elementos principales: uno asociado a temas ambientales (manejo de sustancias tóxicas, es decir, sin usar ni mercurio, ni cianuro; otro relacionado a los laborables (seguridad social e industrial para los trabajadores); un tercero organizativo (control interno y trazabilidad); y en temas de responsabilidad social, sobre qué se hace con el dinero que van a empezar a recibir las organizaciones por vender su oro certificado.

En 2014 las tres minas certificadas (Colombia y Perú) hasta ese momento recibieron casi US$500.000 que van a fondos de reinversión para las comunidades en los que se benefician unos 1.000 mineros.

En el caso colombiano, los productores exportan principalmente a Europa y su oro se comercializa a través de 55 marcas, la mayoría de joyeros independientes, pero también grandes como Chopard y Kering, casa matriz de varias marcas de lujo. El oro certificado tiene un valor de US$4.000 dólares el kilo lo que es, aproximadamente, entre el 8% y el 12% más costoso que el oro convencional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?