| 5/7/2015 5:00:00 AM

Videoconferencias y la productividad empresarial

La nube es un concepto sin espacio y lugar, en la medida que exista conectividad tiene movilidad y portabilidad absoluta. Sí, parece como una dimensión de la película Matrix, pero las formas como viene transformando la vida de las personas y los negocios es profunda y radical.

Según una encuesta de Accenture, realizada en 30 países, los directivos de las empresas se sienten desbordados por la información y tienen dificultades para mantenerse al día con el cambio tecnológico.

Por lo mismo, uno de los grandes retos es lograr tener comunicación efectiva con los empleados y clientes, por lo que le encuentran mucho sentido a lograr establecer mecanismos de comunicación fácil y rápida.

Parece que la nube será la forma óptima para hacerlo. Un ejemplo de ello es que los computadores ahora no se preocupan de tener una creciente capacidad de almacenamiento. Al contrario, volvieron a lo que se ofrecía hace unos años, porque gran parte del contenido desarrollado, como los programas y las herramientas están en la nube.

La idea originalmente propuesta por Apple ha ido siendo acogida por el resto de empresas de marcas de electrónica y computación y el concepto viene reformulando los equipos, programas y herramientas con los servicios y oportunidades que la tecnología ofrece a cada día en mayor medida.

Una de esas transformaciones es la videoconferencia. Con la nube, pequeñas y medianas empresas pueden beneficiarse pagando un costo mensual por el servicio, el cual además es más bajo que la inversión que requerían pero que únicamente podían realizar las grandes compañías. Exclusivamente las multinacionales podían permitirse videoconferencias invirtiendo en salas, servidores, tecnología y formando equipos humanos especializados para realizar las conexiones.

Ahora la flexibilidad se traduce en la posibilidad de hacer videoconferencias a diferentes niveles de las empresas con clientes, proveedores, o colaboradores en lugares diferentes del país, en otro país, o en lugares diferentes en la misma ciudad.

La posibilidad de reducir los costos de traslado y de ahorrar tiempo significa un atractivo aumento en la productividad empresarial. Una de las empresas que viene analizando ofrecer este servicio en Colombia y en Chile es Avaya, empresa que resultó de varios cambios corporativos, como la escisión de AT&T en Lucent, la cual posteriormente sacó la unidad de ésta última y la fusionó con la canadiense Nortel que era especializada en redes y telecomunicaciones.

Varias son las formas como la videoconferencia en alta resolución y óptimo sonido podrán alterar las formas en que las empresas operan y prestan servicios hoy en día. Por ejemplo, a través de video reuniones de equipos comerciales, en la medida en que se pueden invitar entre 5 y 25 asistentes a la conferencia virtual. Otras posibilidades a manera de ejemplo serán la video-entrevista o las video-consultas, las cuales no requerirán grandes inversiones para poder ser asequibles a empresas, empresarios independientes y a sus clientes.

Resulta interesante, Avaya fue una de las empresas reconocidas por el Consejo de Empresas Americanas (CEA) en días pasados al cumplir 20 años de presencia en el país. El CEA entre otros asuntos, tiene 125 empresas adscritas, de las cuales 18 están en el listado Fortune 100 a nivel mundial y 41 están entre las 500 más grandes del país. La contribución a la economía colombiana de las 125 empresas se estima en el orden de 7,1% del PIB.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?