| 10/11/2014 10:00:00 AM

Alianza Pacifico en la mira de Bogotá

La Cámara de Comercio de Bogotá prepara a empresarios capitalinos para que adquieran nuevos conocimientos en compras públicas como una nueva opción de negocio en los países que integran la Alianza del Pacífico.

Los entes gubernamentales son los mayores compradores de bienes y servicios, y existe gran desconocimiento frente a estas oportunidades que se abren con los tratados comerciales.

Para María Isabel Agudelo, vicepresidente de fortalecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá, las compras públicas son un tema relativamente nuevo e inexplorado, por lo cual se convierte en una oportunidad para que los empresarios incursionen exitosamente en este campo.

Por lo tanto, la Cámara de Comercio de Bogotá ofrecerá capacitaciones teórico prácticas sobre las herramientas que deben tener para participar en los procesos de compras gubernamentales y vender productos nacionales a las entidades públicas de los países que integran la Alianza Pacífico.

Este programa cuenta con un proceso de acompañamiento con el apoyo de la CCB, hasta que las empresas logren licitar de manera efectiva en estos países. Para esto se tiene previsto en el 2015 realizar una misión exploratoria y un evento de networking, entre otros servicios.

Entre los temas que tratarán en la capacitación están las generalidades sobre la contratación pública, las compras públicas en los tratados de libre comercio y en el acuerdo de la Alianza del Pacífico; oferta de Bogotá frente a la demanda en Chile, México y Perú; modalidades de aprovechamiento, y demanda de las entidades públicas mexicanas, chilenas y peruanas.

Sectores potenciales de oferta:

Alimentos y bebidas
Confecciones y calzado
Farmacéuticos
Metalmecánica
Ingeniería - consultoría - software
Servicios de construcción
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?