| 6/2/2015 5:00:00 AM

La era digital transforma los negocios y pone en jaque algunos empleos

Aún cuesta dimensionar el alcance de la era digital, más si lo que se sugiere es la desaparición de puestos de trabajo en un mundo con alto desempleo. La transformación de los negocios, qué hacen y cómo lo hacen, puede dar luces. Es el caso de la banca digital.

La revista The Economist hizo eco el año pasado de la investigación adelantada por Carl Benedikt y Michael Osborne en la Universidad de Oxford, donde halla que cerca de 702 tipos de oficios y ocupaciones en los cuales se emplea el 47% del empleo podría ser remplazado por maquinas en medio de una creciente expectativa por el desarrollo de la inteligencia artificial y especulando sobre el lapso en que dicho pronostico podría hacerse realidad.

Desde hace décadas, se presagia el significado de tener sistemas de automatización capaces de discernir, evaluar y tomar decisiones al igual que realizar tareas mecánicas que podrían por lo mismo prontamente automatizarse.

La desaparición de actividades y labores no es una problemática de la actualidad. Hay ejemplos que van desde los cajeros automáticos, cobros electrónicos de peajes, sensores de luz y cámaras de seguridad o máquinas para pagos de parqueadero en tiempos recientes, hasta dispositivos en los teléfonos inteligentes que ya tienen incorporados algunos avances de inteligencia artificial.

Uno de los recientes experimentos más importantes es Watson de IBM. La súper-computadora fue probada inicialmente para razonar preguntas realizadas de forma compleja y responder más velozmente que la capacidad de razonamiento del ser humano. Hoy sirve como ejemplo de un servicio por internet en el que se le puede hacer todo tipo de consultas gratuitas. La máquina le apunta a la capacidad de convertirse en un asistente cotidiano que puede apoyar funciones que van desde hacer análisis de datos hasta predicciones estadísticas y formular la planeación de un negocio de la mejor posible.

Sin embargo, la consultora de recursos humanos Manpower Group señala que por cuarto año consecutivo su encuesta de talento en los Estados Unidos y en otros países apunta a la escasez en la oferta de conductores, profesores, representantes de ventas e incluso secretarias, asistentes administrativos y recepcionistas en el mercado laboral.

Además de la falta de oferta, otras razones como la ausencia de conocimientos específicos para desarrollarlas o de experiencia en su realización para quienes estaban presentándose a los procesos. Un aspecto adicional, aunque menos relevante, ha sido que los aspirantes a los cargos solicitaban salarios más altos que el que las empresas ofrecían.

¿Estas circunstancias marcan unas realidades contradictorias o coherentes?

Una de las mayores complejidades es poder anticipar hasta dónde, en qué actividades y profesiones y de qué forma podrán las labores humanas ser sustituidas por robots y computadores. ¿Hasta dónde la era de internet puede rediseñar el mundo de los negocios? El ejemplo más reciente es que la consultora Accenture predice que antes de cinco años el 75% de las compras serán en línea o a través de dispositivos móviles lo que podría darle a Apple, Amazon, Google y Facebook la posibilidad de posicionarse en servicios financieros, incluso en actividades de financiación de sus usuarios.

Por esa razón la obsesión del Presidente del BBVA Francisco González es transformar urgentemente al banco en una entidad digital, lo que supone aliarse con el comercio y recortar los costos y tiempos de respuesta de la entidad pero a su vez elevar su capacidad de interacción con clientes en las redes sociales.

Es decir, dejar de ser un banco tradicional y convertirse en una entidad en que interactúan personas y negocios. Uno ejemplo sería que el banco a través de una aplicación permita a sus clientes acceder a casi toda la oferta de propiedades de vivienda en venta, donde dependiendo del área de interés, el cliente puede saber las últimas transacciones y precios pagados, las tasas de crímenes, tiendas y servicios disponibles en el barrio, las diversas tasas de crédito hipotecario y la posibilidad solicitar el crédito y los seguros a través de la aplicación ofrecida por la entidad financiera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?