| 5/7/2013 4:33:00 PM

Nokia no levanta cabeza y se le acaba el tiempo

Los inversionistas del fabricante finés de dispositivos móviles dijeron al presidente ejecutivo Stephen Elop que se les acaba la paciencia con sus infructuosos intentos por alcanzar a Apple y Samsung en teléfonos inteligentes.

Muchos accionistas en la reunión anual general en Helsinki dijeron que Elop debería reconsiderar su decisión del 2011 de utilizar el sistema operativo para teléfonos móviles fabricado por su ex empleador Microsoft, que ha dejado a la compañía rezagada en la carrera, que inició con buen pie con sus teléfonos inteligentes Lumia. "Eres un buen tipo (...) y el equipo de liderazgo está haciendo su mejor esfuerzo, pero claramente no es suficiente", dijo a Elop el accionista Hannu Virtanen. "¿Estás consciente de que los resultados son lo que importa? El camino al infierno está lleno de buenas intenciones. Por favor, cambia a otro camino", agregó.

La transición hacia Windows Phone desde el propio sistema operativo de Nokia, Symbian, debía demorar dos años. Ese período ya ha terminado y aunque resultados recientes han mostrado crecimiento en las ventas de teléfonos Lumia que usan la plataforma Windows Phone 8, los volúmenes palidecen en comparación con los principales modelos de Samsung y Apple.

En el mismo intervalo, las ventas de los teléfonos móviles regulares de Nokia se han desplomado.

Las acciones de Nokia también han caído con fuerza y ahora cotizan a 2,72 euros, una fracción de su máximo nivel de 65 euros en el 2000.

El martes, Elop reiteró el compromiso de la compañía con el software Windows Phone. "Hacemos ajustes en la medida en que avanzamos. Pero es muy claro para nosotros que en la guerra de ecosistemas de hoy, hemos tomado una decisión muy clara de concentrarnos en Windows Phone con nuestra línea de productos Lumia", afirmó el ejecutivo. "Y es con eso que competiremos con rivales como Samsung y (el sistema operativo de Google) Android", agregó.

Críticas a Elop

Juha Varis, gerente senior de cartera en Danske Capital, que posee acciones de Nokia, comentó que Elop podría estar cometiendo un error. "Él ha cerrado las puertas. No tienen nuevas ideas ahora. Su destino está en dispositivos con Windows Phone", dijo en una entrevista telefónica.

Algunos analistas también han sido críticos y han afirmado que las ventas de Lumia no fueron lo suficientemente enérgicas como para asegurar la supervivencia de la compañía.

Nokia vendió 5,6 millones de unidades de dispositivos Nokia en el primer trimestre. Eso fue más que los 4,4 millones de aparatos que vendió en el trimestre previo, pero su participación de mercado aún permaneció en sólo cerca de un 5 por ciento.

Apple y Samsung combinados controlan más de la mitad del mercado.

Ante la ausencia de un Plan B, analistas dijeron que la mejor apuesta de Nokia sería concentrarse en vender teléfonos inteligentes más baratos o aparatos con algunas capacidades de teléfonos avanzados, como sus dispositivos Asha, en mercados emergentes.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?