| 10/3/2012 7:00:00 AM

No todo lo del cobre es robado

El reciclaje del cobre se ha convertido en una industria con gran potencial de exportación, pero el negocio es perjudicado por la compra venta de material robado.

Como "un error de apreciación" describió Javier Díaz Molina, Presidente Ejecutivo de Analdex, gremio de los exportadores colombianos, la estigmatización que se ha venido haciendo de la industria exportadora de Cobre.

Para el dirigente gremial, que agrupa a los exportadores formales de cobre "es equivocado decir que no podemos ser exportadores si no somos grandes productores mineros. Eso lo que demuestra es que tenemos la industria de reciclaje más vigorosa de la región. Lo que buscamos es fortalecerla y formalizarla todavía más", recordó Díaz.

La opinión del directivo surge tras la adopción reciente de un Protocolo de Compras elaborado y puesto a disposición del Ministerio de Comercio Exterior, con el fin de que en todo el territorio nacional se garantice la trazabilidad de las operaciones en los centros de acopio, pero también para que sea implementado por las empresas de servicios públicos que comercializan este tipo de bienes. 

El dirigente gremial recordó que Colombia es el país que tiene la industria de reciclaje de cobre formalizada mas desarrollada de Latinoamérica, con aproximadamente 25.000 toneladas al año en exportaciones.

"La opción del país no puede ser la de estigmatizar a toda una industria, sino apostarle a la formalización", al recordar que las exportaciones de Cobre provienen del reciclaje de electrodomésticos, computadores, redes de servicios públicos, bombillos, objetos decorativos, etc., que ya no se usan y son desechados como basura o acumulados en bodegas.

"Estigmatizar a los exportadores legales, sería tan absurdo como prohibir la carne, porque hay delincuentes que roban ganado y luego venden la carne ilegalmente", aseguró Díaz.

Hizo un llamado para que conjuntamente empresarios del sector, la Policía Nacional y las empresas de servicios públicos unan esfuerzos para hacer cumplir la ley sin satanizar a una industria que genera empleo -gran número de mujeres cabeza de familia, sordomudos y ancianos trabajan en la tarea de pelar los cables usados que venden legalmente las empresas de servicios públicos de todo el país-, y que a su vez le ahorra al país el impacto ambiental de explotar nuevas minas de Cobre.

Más de 2.000 empleos directos se generan en el país por cuenta de una robusta vocación colombiana hacia el reciclaje, 500.000 familias generan sus sustento de esta actividad. Para el dirigente gremial se trata de un patrimonio nacional "que no podemos desechar. Eso sería, valga la frase coloquial.....como pelar el cobre", agregó.

La exportación colombiana de Cobre tiene como destino principal países como China, Corea, Brasil y Grecia. Las plantas de  reciclaje manejan, comercializan y disponen los excedentes industriales, clasificándolos de acuerdo a su calidad y distribuyéndolos a nivel mundial, cumpliendo con estándares internacionales de calidad aplicando protocolos de seguimiento y seguridad para evitar delitos como el hurto de cable de servicios públicos.

"Versiones de prensa recientes hablan de 28 personas que han fallecido este año por descargas eléctricas durante el robo de cable. Se trata de una situación desafortunada, pero la tarea que tenemos por delante es educar y generar conciencia, formalizar, trabajar de la mano de la Fuerza Pública y darle cumplimiento a las normas. No tirar una industria entera por la borda", puntualizó el Presidente Ejecutivo de Analdex.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?