| 4/15/2014 12:00:00 PM

Nissan invierte en Latinoamérica

El fabricante de automóviles japonés inauguró en Resende, en el estado de Río de Janeiro, su nueva planta de producción de vehículos y motores en Brasil, que tiene capacidad para producir 200.000 unidades al año.

La fábrica ha exigido inversiones de 2.600 millones de reales (unos US$1.180 millones) y generará 2.000 empleos directos y otros 2.000 indirectos cuando esté operando plenamente, informó Nissan.

Inicialmente la planta producirá 80.000 unidades del modelo Hatch New March y a final del año comenzará el montaje del Versa, según los datos de la empresa.

En el complejo industrial, de 220.000 metros cuadrados, también se va a instalar una línea de producción de motores que generará 200 empleos directos.

"No vinimos a Brasil para ser secundarios; vinimos para ser actores principales en el mercado de automóviles", afirmó el director ejecutivo mundial de Nissan, Carlos Ghosn, durante la ceremonia de inauguración.

El presidente de Nissan América Latina, José Valls, destacó que esta nueva planta, unida a otras dos abiertas en Estados Unidos y México, en 2012 y 2013, supone una apuesta de la empresa por "oportunidades" de negocios "aún no exploradas" en la región y "en especial, en Brasil".

El objetivo de Nissan con esta nueva planta es haber alcanzado una cuota del 5 % en el mercado brasileño en 2016.

En el primer trimestre de este año, Nissan fue responsable del 2,03 % de los automóviles matriculados en el país, con un total de 11.849 unidades, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, tenía previsto participar en la ceremonia de inauguración pero canceló su presencia a última hora debido al mal tiempo, según informó la Presidencia.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?